Se alistan 57 demandas

Lucha contra falsas VIP
Se alistan 57 demandas
Luego de la nueva orden de suspensión de Oslo, Planeación se reunió con representantes de la comunidad


Las fotos evidencian que pese a la orden de suspensión, en el proyecto Oslo se sigue trabajando. Fotografía tomada el 17 de abril

“Siguieron realizando trabajos y construyendo”, es la denuncia de la comunidad en relación con Oslo, proyecto de Vivienda de Interés Prioritario (VIP), que pretende construir cerca de 190 unidades de vivienda en la loma de El Tesoro con la calle 6.
La queja se da luego de que los trabajos fueran suspendidos por la Inspección 14 A, el viernes 12 de abril, con el aval de la Alcaldía de Medellín, debido a que los constructores “hicieron modificaciones a los planos originales que no habían sido legalizadas por la Curaduría. No podrán continuar hasta tanto legalicen estas modificaciones”, fue la explicación dada a Vivir en El Poblado por Wbeimar Velásquez, inspector 14 A, publicada en nuestra edición anterior.

Esta situación fue puesta en conocimiento del director de Planeación Municipal, Jorge Pérez, en reunión convocada por Corpoblado y realizada el 22 de abril en el hotel Estelar. En ella se anunció que se preparan cerca de 57 demandas, algunas de ellas pidiendo nulidad, a varios proyectos que se han identificado como VIP.

En la ciudad, según los datos de Planeación, hay 194 proyectos VIP licenciados, 51 de ellos construidos, 41 en construcción y 70 sin iniciar.

Fotografía tomada el 24 de abril
Foto tomada el 24 de abril

“Lo importante es que tenemos un diagnóstico de la situación y seguimos aumentando ese conocimiento. Hay que tener en cuenta que esto tiene que ver con normativas superiores (nacionales) y el tema es muy complejo jurídicamente. También debo advertir que no todos estos proyectos están siendo señalados, pues tenemos que presumir que todo está en orden, pero estamos adelantando los procesos correspondientes para sancionar a quienes no estén cumpliendo”, advirtió el director de Planeación.

La situación en el El Poblado es particular, pues tiene nueve proyectos de este tipo (incluido Oslo). De ellos uno fue revocado por Planeación, uno pidió renovación de la licencia, tres están construidos, uno está en el proceso constructivo y tres no han iniciado trabajos.

Elisa Sánchez, presidente ejecutiva de Corpoblado, y Jenny Acero, doliente del tema, abogada y administradora de unidades residenciales en El Poblado, se mostraron complacidas por lo que consideran una buena señal de parte de la Administración para seguir adelante con este proceso.

“Esto viene desde 2009 y ya llevamos cuatro directores de Planeación. Esta reunión (la del 22 de abril) es muy importante porque llevábamos cinco meses pidiendo este espacio para seguir denunciando y llegar a soluciones”, advirtió Elisa Sánchez.

Por último, Jorge Pérez pidió a la comunidad adelantar las denuncias correspondientes y dar aviso a las autoridades (inspecciones o directamente a Planeación) cuando adviertan alguna irregularidad con este tipo de edificaciones.

“Además, vamos a tomar acciones para que en las vallas de cada una de estas construcciones se ubiquen los datos completos de los directos responsables con nombres y apellidos, de calculistas y demás, para que haya un responsable identificable en todo momento”, agregó el funcionario.

Por lo pronto, Corpoblado sigue convocando al plantón contra las falsas VIP para el martes 30 de abril a las 5 de la tarde, en la loma de El Tesoro con la calle 6, precisamente cerca a Oslo.


¿Por qué se dice que son falsas VIP?
Quienes defienden la construcción de este tipo de soluciones de vivienda en estratos altos argumentan que las denuncias se han presentado porque es una manera de frenar la presencia de personas de escasos recursos en zonas como El Poblado. No obstante, en un pequeño análisis es fácil demostrar por qué el descontento con este tipo de proyectos en estas zonas específicas tiene motivaciones diferentes. Lo primero es que una vivienda VIP es aquella cuyo valor no supera los 70 salarios mínimos legales mensuales vigentes, es decir, unos 40 millones de pesos. Si se tiene en cuenta que el metro cuadrado en la comuna 14 está en promedio a 3 millones 200 mil pesos, nos damos cuenta de que la vivienda VIP tendría que medir unos 12 metros cuadrados. En otras zonas con metros cuadrados más baratos la ecuación podría dar, y todo gracias a que el gobierno nacional creó este marco especial que le brinda a los constructores varias exenciones que les permiten construir a buen precio, incluso con beneficios como solo un parqueadero por cada diez apartamentos y otras gabelas en las densidades a construir.

Queda claro que en El Poblado quienes construyen VIP, realmente lo que quieren es aprovechar estas exenciones, pero sin garantizar que luego van a vender a este precio. Además, a una persona que solo pueda comprar a 40 millones probablemente le quedará muy difícil pagar los impuestos y las obligaciones que tienen los propietarios en los estratos altos.

Entonces estos recursos que pone el Gobierno (de los impuestos de todos) no están beneficiando a los más pobres sino a los que le han hecho este esguince a la norma, para edificar a precios de ganga.