Residentes y comerciantes

 
 
   
 
Unos porque tienen derecho a descansar y los otros a trabajar. La zona del Parque Lleras según el último Plan de Ordenamiento Territorial permite el uso mixto de los suelos, lo que significa derechos para el residente que quiere dormir, el comerciante que quiere trabajar, y para los visitantes que buscan un momento de diversión en un sector que además, es un referente turístico de la ciudad.
Teniendo en cuenta esos factores, la Administración Municipal por medio de la Secretaría de Gobierno, y del programa Medellín Despierta para la Vida, ha creado las Mesas de Trabajo para que tanto comerciantes como residentes, se pongan de acuerdo y establezcan un pacto de convivencia que permita mejorar relaciones y convivir en el mismo espacio.

Las quejas…
El fastidio de los residentes es básicamente el mismo. Los altos niveles de volumen de varios sitios comerciales no les permiten descansar y mucho menos dormir.
Luis Guillermo Valdés, habitante cercano al Parque Lleras desde hace 47 años, va más allá y comenta: “Aquí lo que hace falta es autoridad, además son pocos los residentes que van a las reuniones. Hay discotecas con los parlantes para afuera y sus dueños ni siquiera van a las Mesas de Trabajo”.
Ana Isabel Muñoz es más optimista: “Todo en la vida es un proceso y yo noté buena intención en los comerciantes. Ojalá no se les olvide”, dice.

Comprometidos
Después de la reunión, el Comité Local de Gobierno y el programa Medellín Despierta, se comprometieron a hacerle un seguimiento a los establecimientos generadores de ruido, someterlos a un proceso de insonorización, y acompañar a los residentes para corroborar los índices de ruido mediante visitas a sus casas. En caso de continuar con el mismo o mayor índice de ruido, se le reducirá el horario de funcionamiento al local implicado.
Juan David Ospina, administrador de uno de los establecimientos involucrados en el tema, asegura que “la posición de los residentes es respetable. Lo que me gustó fue que se conoció a los afectados para trabajar con ellos en un pacto de convivencia. Yo hablé con ellos y veo mayor entendimiento”, dijo.
Para Elizabeth González, Técnica Social de la Secretaría de Gobierno, “la reunión fue un logro, hubo buena participación porque era un espacio que los residentes habían perdido con la administración. Por lo menos se acercaron y encontraron solución en parte. Comerciantes y residentes se reconocieron como vecinos”.
La próxima reunión de la Mesa de Trabajo será en julio.