Reporte la higiene de los sitios donde come

Reporte la higiene de los sitios donde come
Muchos clientes de restaurantes y establecimientos de alimentos han tenido que pasar por la desagradable experiencia de encontrar objetos, pelos y animales, entre otras cosas, en su comida, o peor aún, encontrarse intoxicados unas horas después de comer en la calle. La mayoría de las veces la sanción no pasa de ser una cuenta sin pagar y un cliente menos, pero el decreto 3075, impuesto a todos los negocios en la industria de alimentos, bajo la autoridad del Invima y las seccionales de salud, existe para la protección del consumidor. El conjunto de normas reglamenta infraestructuras, adecuaciones, producción y comercialización de alimentos.
La Secretaria de Salud asigna personal a las diferentes zonas de la ciudad para verificar instalaciones y procesos, y su evaluación determina cuál sello de control merece cada sitio, según un sistema de semaforización. Un semáforo rojo indica que el establecimiento no cumplen con todas las condiciones de inocuidad y exige clausura inmediata hasta que sea revisado nuevamente. El amarillo significa que el establecimiento no es un riesgo para el público y puede seguir funcionando hasta la próxima visita, aunque tenga algunos requerimientos pendientes. El semáforo verde significa que cumple con todos los requisitos. El sello debe estar visible y cubrirlo es un delito.
Cuando una persona está intoxicada por alimentación, puede revisar qué alimento ingirió en las 72 horas previas a los primeros síntomas y reportarlo en el hospital de su zona, o en la sección de factores de riesgo de la Secretaría de Salud. Si se reporta un caso igual se alerta a un funcionario de la Secretaría para que visite el lugar. Igualmente cualquier ciudadano puede, y debe, reportar toda irregularidad en la comida consumida o en el establecimiento donde lo adquiere para que sea visitado.