Red de EPM llegará hasta El Tesoro – La Ye

En septiembre de 2002, cuando fue instalada la planta de tratamiento al lado de la escultura La Poda, este le dijo el maestro Bernardo Salzedo a Vivir en El Poblado: “En Medellín creen que el único arte que existe es el de Botero y el de los demás está sujeto a que hagan lo que quieran con él y lo traten como si fuera decoración o una señal de tránsito”. La escultura le valió al Municipio aproximadamente 300 millones de pesos de 1999. Desde entonces se espera una corrección a tan desafortunada decisión (la de hacer allí la planta).

Antes de que el Inval construyera la carretera que conecta con Las Palmas estas personas se abastecían de la quebrada La Aguadita por medio de un acueducto comunal, pero en 2001, luego de las obras, no pudieron seguir haciéndolo pues el cauce fue contaminado y ya no era apto para el consumo humano.

La comunidad interpuso varias acciones legales, entre ellas una tutela contra el Inval, que finalmente ganaron, y por esto esa entidad debió construir una planta de tratamiento que costó 34 millones de pesos. Eso era en 2002, pero de todas maneras los habitantes querían tener acueducto de EPM, porque “las quebradas se están secando y uno no sabe si en verano van a tener agua”, dijo María Eugenia Mesa, Presidenta de la Junta de Acción Comunal del sector. Según sus cálculos, las beneficiadas serán unas 10 mil personas; esto porque en la zona ya hay varias unidades residenciales y siete colegios, entre los que se encuentran el Parra París, el Lord College y Manzanares. EPM, por su parte, habla de 1.000 clientes.

Mesa dice que aun no está claro el destino de la planta una vez esté funcionando el acueducto de EPM, pues es la comunidad la que debe decidir que se hará con ella y aun no hay previstas reuniones o votaciones en ese sentido. La posición de la líder es esperar “a que el futuro nos vaya diciendo qué hacer”. Lo que sí está claro es que la comunidad tiene merced (derecho a usar el cauce) sobre La Aguadita hasta 2014, pues el año pasado Corantioquia se la renovó hasta esa fecha.

La demora en la instalación del acueducto se debió, entre otras razones, a que El Tesoro – La Ye está por encima de la cota 1.800, es decir, por encima del nivel máximo de la montaña al cual EPM llevaba sus redes. “El área de cobertura de este acueducto será entre el caño Los Ángeles y la quebrada La Zúñiga, y subirá hasta la cota 1.920”, explica Marta Lucía Londoño, especialista de planeación de aguas de EPM. Con esto el barrio La Ye queda incluido.