Reconocimiento del CIPA a Vivir en El Poblado

     
    Reconocimiento del CIPA a Vivir en El Poblado
     
     
    El Círculo de Periodistas y Comunicadores Sociales de Antioquia, CIPA, concedió a Vivir en El Poblado una Moción de Felicitación como medio alternativo de comunicación mientras que su recientemente fallecido fundador y director, Julio Posada, fue exaltado de manera póstuma por su esfuerzo al frente de esta publicación.
    Este valioso reconocimiento para Vivir en el Poblado y su inolvidable creador y guía, fue otorgado durante la celebración del Día del Periodista, ceremonia celebrada en el auditorio del Instituto para el Desarrollo de Antioquia, IDEA.
    La Resolución No. 026 del 4 de agosto de 2010, por medio de la cual Vivir en El Poblado recibe este estímulo, lo destaca como “primer medio alternativo de comunicación impreso en Antioquia, con 20 años de fructífera tarea”. Agrega la Resolución que para el CIPA “es motivo de especial satisfacción estimular esta labor consagrada al libre ejercicio de la libertad de expresión a través de medios alternativos de comunicación”.
    La labor y el camino trazado por Julio Posada al fundar y dirigir Vivir en El Poblado durante dos décadas también es destacada por el CIPA en esta Resolución, la cual ordena en su Artículo Segundo: “Exaltar y reconocer como un homenaje póstumo el esfuerzo de su fundador y director Julio César Posada Aristizábal por mantener esta publicación desde 1990 hasta 2010 y consolidarse cada vez más como un medio alternativo para la comunidad”.
    Este reconocimiento hace parte del Premio CIPA a la excelencia periodística, creado en 1989 para exaltar cada año a los profesionales que se distingan por el ejercicio de su profesión. Para Vivir en El Poblado significa la reafirmación de nuestro compromiso con lectores y anunciantes, con el periodismo de interés público, promotor de valores cívicos y democráticos.
    Por eso siempre hemos mantenido una orientación estrictamente local, con la información pertinente, útil e interesante para los habitantes de El Poblado. No se trata, como podría pensarse a primera vista, de una restricción geográfica, sino de una idea de respeto por los lectores y los anunciantes, a los que se les entrega un periódico que les habla de los asuntos cercanos por sus intereses personales, su profesión, su entorno social y sus aficiones. Esa apelación a lo local es respetuosa porque no pretende atiborrar de información irrelevante disfrazada de actualidad, sino ofrecer sustento para el diálogo, la toma de decisiones y la interacción con la comunidad.
    Agradecemos al CIPA por reconocer el trabajo de Julio Posada y la forma en que ejercemos el periodismo en Vivir en El Poblado.