Con reciclaje se han recargado 37 mil viajes de metro

Reciclaje metro

Las cuatro máquinas instaladas en el sistema, que intercambian botellas por tiquetes, han recibido 1,5 millones de unidades en 14 meses de operaciones.

El proyecto comenzó en agosto de 2017 como una prueba piloto que funcionaba, en principio, con solo una máquina instalada en la estación Universidad. Allí los usuarios llegaban con botellas de Pet, vidrio o lata, las introducían por un orificio y al meter la Tarjeta Cívica en una ranura recibían recargas para viajar en el metro (50 pesos por cada unidad depositada).

La máquina fue fabricada por la empresa Ciclo con una tecnología que le permitía encargarse de clasificar, compactar y disponer el material para ser reutilizado en la producción de materiales.

La prueba piloto finalizó en diciembre de ese año y la buena acogida que tuvo por parte de los usuarios motivó a que a comienzos de 2018, en acuerdo con la empresa Metro, fueran instaladas otras tres máquinas en Niquía, San Antonio y Santo Domingo. Ya se proyecta la ubicación de una quinta en lugar aún por definir, informó Miguel Uribe, cofundador de Ciclo, la entidad responsable de esta iniciativa.

En total, informó Uribe, han sido recargados 37 mil viajes gracias al millón 572 mil unidades de botellas plásticas que cerca de 10 mil usuarios han depositado en las máquinas. El ahorro para los pasajeros, según cifras suministradas por el Metro, ha sido de 78 millones de pesos en tiquetes.

¿Para cuándo una máquina en el sur?

Las estaciones en las que opera el proyecto han sido escogidas por cuestiones de accesibilidad y espacio. Una tarea que tienen pendiente por atender es la instalación de máquinas en las estaciones del sur del Valle de Aburrá, pero, de acuerdo con Miguel Uribe, se encuentra dentro de las proyecciones para los próximos meses.

Ciclo también tiene listo el desarrollo de un software que les permitirá instalar máquinas que entreguen recargas de minutos para celular, agua y energía prepago, entradas a cine, descuentos en ropa, mercado y hasta en restaurantes.

“Apuntamos a que el reciclaje de estos materiales y el intercambio por beneficios sí implique un impacto social, y que los usuarios sí reciban una disminución de sus gastos diarios”, comentó Miguel, quien agregó que el proceso está en periodo de prueba.

La idea es que estas nuevas máquinas sean adquiridas por empresas que estén interesadas en hacer su aporte al medio ambiente promoviendo el reciclaje entre sus clientes.

Lea también:

Recargar la Tarjeta Cívica
¿Con qué tipo de envases se puede recargar la Tarjeta Cívica?