Reciclaje con orden y disciplina

La ciudad necesita orden y disciplina. El Plan de Ordenamiento Territorial dispone los usos del suelo para que los ciudadanos puedan vivir sanamente y en armonía. Los parques y las zonas verdes tienen unos usos determinados.

La zona verde de la oreja norte del intercambio vial de La Aguacatala lleva un tiempo como zona de reciclaje. Estos usos, que se salen de la norma, son el comienzo para que otros personajes habituales de las zonas deterioradas (delincuentes, entre otros) se apoderen del espacio público.

Así empezó la zona verde de La Macarena y se volvió un territorio incontrolado e incontrolable, con el agravante de que La Aguacatala es lugar de paso de estudiantes de Eafit y de todas las personas que usan el metro y estudian y trabajan en los sectores de Oviedo, Santa Fe y la Milla de Oro.

Los recicladores cumplen una importante y necesaria tarea. Para ellos, la Alcaldía Municipal, las cooperativas que los agrupan y las empresas para las que trabajan, deben acondicionarles espacios adecuados, donde no estén expuestos al sol y al agua y donde tengan servicios sanitarios.

Por: Jorge Velásquez

Publicidad