¿Quién hace veeduría?

Condiciones de accesibilidad en el espacio público
¿Quién hace veeduría?
La accesibilidad debe corresponder a un entorno que garantice autonomía, seguridad, dignidad y confort sin excluir a ningún individuo


Diego Mauricio Echeverri

A simple vista, pareciera que en relación con la discapacidad y la accesibilidad se ha hecho bien la tarea. Pero como lo evidenciamos en la edición 579, en la nota “Sobre ruedas por las aceras de El Poblado”, son comunes en las obras los obstáculos de distinta índole que impiden que la ciudad sea verdaderamente incluyente.

En el país existen seis leyes, un decreto, el Manual de Referencia sobre Accesibilidad al Medio Físico y al Transporte, además de algunas normas técnicas del Icontec. En Antioquia, hay dos ordenanzas y una resolución, y en el ámbito municipal (Medellín), tres acuerdos y el Manual del Espacio Público. Sin embargo, pese a que el marco legal es amplio, y a que busca proveer condiciones incluyentes a las personas con discapacidad, no se aplica de manera adecuada. No existe ninguna normativa que acoja en su totalidad todo lo dispuesto frente a estos temas, de ahí que tampoco exista la delimitación de a quién corresponde hacer la veeduría frente al tema de accesibilidad, de las obras en espacio público o grandes proyectos de ciudad.

< Juan Pineda

Las incoherencias e inconsistencias con las que se topan diariamente las personas en situación de discapacidad –como las rampas que no están a nivel de la calzada o las aceras con franjas táctiles mal construidas– demuestran la inexistencia de un ente que controle o vigile que las obras realmente sean accesibles.

El arquitecto Juan Pineda, uno de los líderes de esta población, dice: “Debería existir una normativa donde quede explícito ese mecanismo de control, donde se diga el cómo y el quién debe ejercerlo, y que además incluya herramientas técnicas para que a quien le corresponda hacer la veeduría sepa cómo hacerla; no basta con decir tal o cual entidad tiene la competencia o es la encargada de hacerla, si no tiene estas herramientas o no las conoce. La normativa es muy superflua”.

Diego Mauricio Echeverri, arquitecto y docente de la Universidad Nacional, experto en Accesibilidad de la Universidad de Granada (España) y especialista en Diseño para Todos de la Universidad de Cataluña, dice: “No hay mejor interventor que el usuario directo. A nivel de técnicas de ejecución de los proyectos, no hay una interventoría encargada del tema de la accesibilidad, como sí hay interventorías para tantas otras cosas en una obra. En general, desde los arquitectos y los diseñadores de los proyectos, no se considera el tema de la accesibilidad como primordial; muchas veces se hacen las obras y se deja para el final todo lo que tiene que ver con este tema, cuando ya el entorno no permite hacer cambios”. Lo contrario afirma el secretario de Infraestructura Física de Medellín, Javier Darío Toro: “Desde hace ya algunos años, afortunadamente, todos los nuevos proyectos tiene cien por ciento vinculados los parámetros de accesibilidad”.

Una ciudad para los peatones
Juan Pineda y Diego Echeverri coinciden en que Medellín debe crear un plan integral de accesibilidad. En este sentido Pineda comenta: “Parte de los aportes que hice frente al POT, es que el Municipio debe tener un plan integral de accesibilidad que incluya los componentes de vivienda, movilidad, y espacio público y equipamientos. Hay que apuntarle a una ciudad que sea para caminar”.