Querella por parqueadero en Patio Bonito

Querella por parqueadero en Patio Bonito
La construcción de un novedoso estacionamiento de vehículos tiene molesto a uno de sus vecinos en Patio Bonito. Sus constructores lo defienden


Así avanza el primer parqueadero robotizado del país, en el barrio Patio Bonito.

El abogado Alejandro Camargo, presidente del Consejo de Administración del edificio Meridian, manifiesta su descontento porque hace más de un año presentó una querella ante la Inspección 14 B, solicitando la suspensión de la construcción del estacionamiento de vehículos del Laboratorio Clínico Hematológico (carrera 43 C con calle 5), por incurrir, presuntamente, en varias irregularidades.
“Nos parece muy extraño que la Inspección aún no se haya pronunciado, pese al tiempo transcurrido”, dice. Según él, los constructores se apoderaron de zona pública e invadieron terrenos ajenos para instalar varias decenas de los más de 250 tensores que requiere la edificación en sótano de ese estacionamiento. “Nunca nos pidieron permiso para internarse bajo nuestro edificio y no tienen permiso de la Curaduría”.
Sin embargo, Germán Campuzano, gerente del Laboratorio Clínico Hematológico, asegura que estas afirmaciones son falsas y que cuentan con el aval del Municipio y con la licencia de la Curaduría Cuarta para construir lo que será “el primer primer parqueadero robotizado de América Latina. Tenemos todos los papeles en regla, además el subsuelo es del Estado y en este caso la Curaduría actuó en su representación y nos dio los permisos”.
Por su parte, el inspector 14 B, Hermes Pineda, respaldó las afirmaciones del gerente del Laboratorio Clínico Hematológico e indicó que la querella está en trámite. “La construcción sí tiene todos los permisos, pero cabe la posibilidad de que concilien entre las partes. Para eso la Inspección nombró un perito con el fin de que rindiera un informe”.
No obstante, el abogado representante del edificio Meridian insiste en que ya se agotó la etapa de conciliación y no llegaron a ningún acuerdo, y que el Inspector está en mora de decidir si suspende o no el proyecto. Además, agrega que según el informe del perito mencionado por el Inspector, su contraparte sí invadió propiedad ajena.
Mientras se da respuesta a la querella, la obra avanza y en cuatro meses estará en funcionamiento.

Con tecnología de punta
Para el ingeniero Bernardo Vieco, asesor geotécnico del proyecto, este parqueadero constituye un hito en la ingeniería de la ciudad. “Cuenta con la última tecnología utilizada en este tipo de construcciones. La excavación está orientada a la protección de los vecinos. Tiene entre 12 y 18 metros de profundidad, pues está en ladera, y se utilizaron sistemas de pantallas ancladas para proteger las vías y edificaciones adyacentes. Sus dimensiones son de 20 por 30 metros”.
Este sótano tendrá capacidad para 95 vehículos y lo más novedoso es que estos no serán estacionados por el conductor sino por cinco robots. El conductor sólo tendrá que ingresar a la plataforma y dejar el carro en un ascensor, y de ahí en adelante el proceso será plenamente automático. El estacionamiento contará con un sistema de código de barras que permitirá que cada vehículo sea ubicado en su lugar de parqueo.
De acuerdo con el gerente del Laboratorio Clínico Hematológico, entra las ventajas de este tipo de estacionamientos están “una menor contaminación, disminución del riesgo y aprovechamiento del espacio, puesto que permite parquear cuatro veces más vehículos que en un parqueadero estándar”.