Quejas por obras viales en Castropol

Habitantes del barrio dicen “estar cansados” de las dificultades que les ocasionan los trabajos de mejoramiento y prolongación de la carrera 37A, ejecutados por Fonvalmed

obras castropol

Maquinaria pesada, vehículos y peatones deben compartir la vía, en la que además hay excavaciones y materiales de construcción

Irritados se declaran algunos residentes de Castropol y los barrios aledaños, debido a los inconvenientes que ocasionan los trabajos en el corredor vial formado por la diagonal 40A, la calle 15 y la carrera 37A.

Además de quejarse por el ruido y el polvo, factores prácticamente inevitables durante la construcción de este tipo de proyectos, los vecinos expresan indignación por los trancones generados y, sobre todo, por la precariedad de los senderos que han sido dispuestos para la circulación de peatones, a lo largo de las vías intervenidas.

Tal es el caso de Carolina Vélez, quien transita diariamente por el lugar y sostiene haber solicitado varias veces la adecuación de un corredor más seguro para las personas.

“No piensan en el peatón y no hay una acera por la que se pueda andar con tranquilidad. Uno se queja con la persona que está a cargo y siempre promete solucionarlo al día siguiente, pero cada vez es peor. Salgo con mi perra a caminar y hemos estado a punto de ser atropelladas por los carros, de caer a un hueco e, incluso, una vez, me cayó tierra en la cara”, expresa visiblemente molesta.

En el mismo sentido se pronuncia Camilo Andrés Betancourt, residente de Castropol, quien utiliza la bicicleta para sus desplazamientos cotidianos.

“Lo más incómodo no es la maquinaria en la vía, sino que no recogen bien los materiales (de construcción). Andar en bicicleta ya es difícil como para que encima las calles estén llenas de piedras y polvo que pueden provocar que se me pinche la llanta, que me caiga, o un accidente”, manifiesta.

Hasta octubre habría trabajos en la vía
Otra de las quejas expresadas por la comunidad tiene que ver con la falta de información sobre aspectos clave del proyecto, como el calendario de construcción y la fecha de entrega de la vía.

No son pocos los vecinos que se preguntan por qué la obra se encuentra lejos de estar lista, teniendo en cuenta que Fonvalmed había anunciado su culminación para el mes de julio.

Tal es el caso de Iván Zuloaga Posada, quien reside, hace muchos años, en una de las pocas viviendas unifamiliares que quedan en el barrio.

“No han dicho nada. Solo sabemos que empezaron a trabajar hace como cinco meses, pero nadie dice cuándo van a terminar. Mientras tanto, entrar y salir de aquí se ha vuelto una cosa horrible por los trancones que se forman”, comenta.

Lo cierto es que Fonvalmed realiza comités ciudadanos mensuales para resolver las inquietudes de la ciudadanía, y actualiza regularmente su página web con información sobre los avances de la obra.

En su circular más reciente, (la número 21, fechada el pasado 1 de julio) la entidad da a conocer el motivo por el cual se extendió el plazo de ejecución de los trabajos.

“La obra tenía como fecha de finalización en julio (sic). No obstante, debido al retraso en la entrega del lote en la zona más cercana a Las Palmas, y cuya situación ya fue solucionada, se ampliará tres meses más para finalizar en octubre”, reza el documento.

mapa castropol

Sobre el mapa, en naranjado, se aprecia la zona donde actualmente se ejecutan los trabajos (MAPA: CORTESÍA FONVALMED)

Características del proyecto
El proyecto comprende la construcción de un nuevo tramo de la carrera 37A, con lo cual se busca favorecer la accesibilidad al sector desde la avenida Las Palmas y viceversa.

Asimismo, Fonvalmed está trabajando sobre la vía existente, entre las calles 13 y 17, mediante el aumento de la sección, la construcción de andenes y la adecuación de zonas verdes.

Con estas obras, las autoridades esperan mejorar la movilidad en Castropol, barrio que ha experimentado un auge importante de la construcción en altura, con el consecuente crecimiento del número de habitantes y el inevitable aumento de los automotores que circulan por sus vías.

Inicialmente, el costo del proyecto se estimó en alrededor de $6.515 millones (incluyendo diseños, predios, construcción e interventoría).

Sin embargo, al presupuesto inicial se adicionaron $247 millones, debido a ajustes en el diseño de redes de telecomunicaciones y energía, y a cambios en la construcción de las redes hidrosanitarias, principalmente.

Así, el valor total de la obra es, al día de hoy, del orden de los 6.762 millones de pesos.