Quebradona: para repensar lo que creemos de la minería

A paso seguro, sin atajos, Minera de Cobre Quebradona está cerca de ser el proyecto que redefinirá estándares dentro de la minería colombiana en tecnología, impacto económico y responsabilidad ambiental y social.

De Quebradona se han dicho muchas cosas en el último tiempo, pero nadie se ha atrevido a cuestionarla en por lo menos tres aspectos: su gran impacto para la economía nacional y
regional, la paciente seriedad con la cual se ha estructurado como proyecto y la idoneidad
de sus promotores.

Esta gran propuesta es adelantada por la tercera compañía minera de oro del mundo,
AngloGold Ashanti, en el acogedor municipio de Jericó (Suroeste); de recibir el visto
bueno de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), en menos de cuatro años
estará en capacidad de producir el equivalente a la mitad del cobre que consume
anualmente el país.

Además de eso, allí podrán extraerse cantidades menores pero significativas de otros
metales valiosos como oro y plata. Cada año, durante los 21 que se estima duraría su
operación con altos estándares ambientales, Quebradona pagaría aproximadamente un
cuarto de billón de pesos en impuesto de renta a la Nación.

En el ámbito local, Quebradona multiplicaría de manera contundente el presupuesto de
libre inversión del Municipio de Jericó, que hoy es de $1.700 millones, lo que sería una
gran oportunidad para mejorar las condiciones socioeconómicas de su población, aquejada
hoy por un elevado desempleo, escasos ingresos por hogar y migración a otras zonas,
(diagnóstico realizado por la Universidad EAFIT en 2018).

Desde 2004, AngloGold Ashanti inició la estructuración del proyecto con los primeros
trabajos de prospección. Quince años después, pese a que la construcción de las
instalaciones mineras y la consiguiente producción no ha empezado, la multinacional
genera cerca de 250 plazas en Jericó, entre trabajadores y contratistas, siendo ya el mayor
empleador en este municipio.

La labor de este personal en distintas áreas permitió, junto con expertos consultores
nacionales e internacionales, construir durante años, con ciencia y buenas prácticas, el
Estudio de Impacto Ambiental y Social, EIA, de Quebradona, próximamente a ser radicado
ante la ANLA y crucial para la expedición de la necesaria Licencia Ambiental. Como se ve,
difícilmente puede hablarse de un proyecto improvisado o peligroso, y menos conociendo
la reputación de AngloGold Ashanti.

Este conglomerado con matriz en Suráfrica y 14 proyectos en nueve países está entre los
líderes del escalafón mundial del Índice de Minería Responsable (RMI, 2018), entre otras
exigentes mediciones en materia ambiental, social y gobierno corporativo. De tener luz
verde este promisorio proyecto, Jericó albergará la compañía número 52 en ventas del país, decidida a contribuir al crecimiento y desarrollo regional.

Además, en el 2018 AngloGold Ashanti fue seleccionado, por tercer año consecutivo, para ser incluido en el índice RobecoSAM Dow Jones Sustainability Emerging Markets debido a su mejora continua en las prácticas de sostenibilidad. 58 empresas del sector de metales y minería fueron evaluadas exhaustivamente en términos de factores económicos, ambientales y sociales. AngloGold Ashanti obtuvo un puntaje general de 66, (por encima
del promedio de la industria que estuvo en 37 puntos).