¡Qué tal el abuso!

¡Qué tal el abuso!
Estas dos personas fueron sorprendidas infragantis por un lector en plena glorieta de Sandiego cometiendo un acto de abuso increíble y sin quién los controle. “Ellos implementan el desorden en esta glorieta, donde el Tránsito cierra la vía para mejorar el tráfico; estos dos se hacen ahí y cobran la pasada para que los conductores indisciplinados puedan pasar por donde no se debe”, denuncia.