Que no se los trague la manigua del cambio de Alcaldía

Proyectos clave para la movilidad, el comercio, la seguridad y en general la calidad de vida de El Poblado ven el cierre de gestión de Aníbal Gaviria sin claridad ni solución 

Por Juan Felipe Quintero

Pasaron dos alcaldías y la Policía sigue despachando desde una vieja escuela adaptada como estación. Pasó un periodo de administración y los funcionarios de Cultura Ciudadana se quedaron esperando que Taller de la Música les restituyera el predio donde operan, o que los tribunales dijeran quién tiene la razón. Transcurrieron cuatro años y el parque referente para el turismo, el Lleras, parece más un depósito de materiales para cerramiento de vías que el paraíso peatonal que se sueñan los comerciantes. Pasaron 30 años y en Santa María de los Ángeles no logran dormir tranquilos con su vecino Mónaco.

Y así se mueven los tiempos y las soluciones no llegan, a pesar de la inversión de recursos y la intervención de funcionarios, con un nuevo agravante: que los administradores de la ciudad se van y llega un equipo nuevo, con los costos que implica en empalme, contexto y antecedentes, gestión y soluciones efectivas.

Esta tarea recibirá la nueva Alcaldía. Que en el cambio de responsables y en estilo de administración no se pierdan más procesos ni tiempo.



¿Quién terminará la extensión de Los Parra?

Versión 1: por razones jurídicas, el Municipio no le puede exigir la construcción de una vía pública al Casino San Fernando Plaza.

Versión 2: Fonvalmed tiene la convicción de la existencia de la obligación urbanística por parte de ese establecimiento, que derivaría en que sí tenga que desarrollar la vía pública dentro de la propiedad donde opera. La disparidad de criterios es posible, lo extraño es que las dos versiones surgen en la Alcaldía.

El caso tomará el rumbo de la Justicia, con lo que un proceso de ese tipo se suele tardar. La obra, que hace parte del paquete de la Valorización, “se entregará con la parte de la calzada que podemos hacer”, como informó el Fonvalmed. Otro reto para la nueva Alcaldía.


El puente de El Tesoro ¿El puente mocho?

Tras cuatro meses de un funcionamiento que contradijo los anuncios y las expectativas de mejor movilidad, porque al intercambio vial de 10.300 millones de pesos llegaron más tacos, el Tránsito rediseñó los flujos en el entorno del nuevo puente.

El rediseño fue cuestionado por expertos por tratarse de una obra nueva, que debería tener su modelo de operación definido antes de la construcción y porque surgió por votación ciudadana y no desde conceptos técnicos.

Para complicar el panorama, este funcionamiento no es definitivo: por ser aplicado en fin de año, el tráfico es atípico. Solo hacia febrero se conocerá si las maniobras en la loma, de salida del parque comercial y de la calle 6 se mantienen o tendrán más cambios.


¿La Casa de la Cultura es pública o privada?

Lo que pareció tan claro en 2005, a los tres años perdió pies y cabeza y hoy sigue sumergido en un litigio. Se trata de la Casa de la Cultura que funciona en Manila, en un predio público vecino de la estación de Policía, que por un comodato firmado por la Alcaldía puede utilizar la Corporación Taller de la Música.

En 2008 la Secretaría de Cultura Ciudadana pidió el inmueble y la Corporación Taller de la Música lo negó. Desde eso ha habido intentos de terminación del contrato y acción de tutela y al final de cuentas, ningún arreglo. Hoy, la Alcaldía, demandante, y la Corporación Taller de la Música, demandado, esperan el fallo del Tribunal Administrativo de Antioquia ¿Tendrá la nueva Secretaría otra solución?


Edificio Mónaco, eterno mal vecino

Primero fue Pablo Escobar y después, la Fiscalía. Bandos opuestos, pero, en suma, con los mismos efectos en inseguridad para Santa María de los Ángeles, percepción ratificada con dos ataques con explosivos en momentos diferentes.

La Corte Constitucional ordenó el traslado de la Fiscalía por “la conservación de la tranquilidad”, pero pese al antecedente y a que la licencia del Mónaco es para uso residencial, la Alcaldía desde abril pretende instalar allí la Central de Inteligencia de la Policía. Es curioso que la Alcaldía, en su propósito de uso del edificio, presente ante la Curaduría una solicitud no de cambio de uso sino de demolición parcial. Federico Gutiérrez prometió atender el clamor general.


Valorización con frentes abiertos

Un frente de obra crítico es el de la Transversal Inferior con Los Balsos, para el que el nuevo contratista, Gisaico S.A., que recibió el trabajo de parte de la Unión Temporal Cruce Balsos, anunció junto a la Alcaldía, “poner en funcionamiento el puente sobre la loma a finales de noviembre, en diciembre entregar el soterrado y en febrero, la obra terminada”. ¿Cumplirán? ¿Solo inaugurarán? ¿Aplazarán?
Otros frentes, sin problemas reportados, están en San Lucas, El Tesoro y la vía Linares, la calle 20 A Sur y la segunda calzada de la avenida 34.

El frente más retador es el de la 34 y el paso del tranvía. Según Federico Gutiérrez, “es para toda la ciudad, no deben pagar solo los habitantes de El Poblado”.


 


Estación de Policía que parece una escuela vieja

Hacer una intervención para que la estación se modernice, garantice la seguridad ciudadana, mejore su infraestructura y les dé albergue y puestos de trabajo dignos y adecuados a los agentes, es un proyecto anunciado en la Alcaldía por valor de 5.300 millones de pesos. El problema es que fue la Alcaldía de Alonso Salazar la que abordó el proyecto.

La propuesta debía pasar al Concejo Municipal, para que el predio donde funciona la Policía desde 1986, la vieja escuela Francisco Herrera Campuzano, pasara a ser propiedad de estas autoridades, pero en algún punto de La Alpujarra se frenó.

“Dormimos estrechos y necesitamos dormir bien para prestar el servicio de seguridad con todos los ánimos”, comentan en la estación.



Que quede como una uva y que cumplan

Debió iniciar obra en diciembre de 2014, pero el cronograma solo empezó a marcar desde junio de 2015. Valdrá 28 mil 500 millones de pesos y le entregará a El Poblado un edificio cultural (con biblioteca y aula múltiple), uno para el jardín Buen Comienzo, una ludoteca del Índer, una cancha múltiple y una sede de la Fundación EPM, en 21 mil metros cuadrados ubicados entre el barrio Los Naranjos, El Garabato, el Parque Comercial El Tesoro y la Transversal Inferior.

El polideportivo, escenario que hizo parte del proyecto original de la UVA de El Poblado, no se podrá construir por cuestiones normativas y técnicas, dada la presencia en el lote de la quebrada La Sucia 3. En su lugar, el Índer tendría una oficina más amplia.


Caminar por un Lleras peatonal

Será el cuarto año de espera del proyecto de peatonalización, en la búsqueda de un parque que les dé más alternativas al comercio, a los visitantes y al turismo. Retreta y misa los domingos y mesas y peatones en las calles cerradas al paso vehicular, hacen parte de los sueños de una intervención estimada en 12 mil millones de pesos.

El primer proyecto presentado por un grupo de empresarios en 2013 fue rechazado por aspectos técnicos en 2014 por la Agencia para las Alianzas Público Privadas. Un nuevo estudio de factibilidad está en preparación y será la nueva Alcaldía la fije, bajo la figura de alianza, condiciones, plazos y diseños. El cerramiento provisional no es el mecanismo que esperan comercio, visitantes y turistas.