Proyecto Oslo, nuevamente en el ojo del huracán

Este proyecto VIP, localizado en la loma de El Tesoro, es visitado semanalmente por la Inspección de Policía 14 A, asegura su constructor

Por Catalina Peláez

< Oslo, proyecto de Vivienda de Interés Prioritario, ubicado en la loma de El Tesoro

En el asunto de una comunicación reciente, enviada por Jorge Pérez, director del Departamento Administrativo de Planeación, a Róbinson Murillo, Inspector de Policía Urbana 14 A, queda explícita una orden por parte de esta entidad: “Solicitud de suspensión de obras Proyecto Oslo”.

La comunicación también asegura que personal técnico de esa dependencia realizó una inspección y pudo observar que la obra se encuentra en proceso de ejecución, sin poseer licencia de construcción vigente. “Se ha detectado que el proyecto Oslo (denominado como proyecto de Vivienda de Interés Prioritario, VIP, ubicado en la calle 6 # 26 – 05, loma de El Tesoro), obtuvo prórroga de licencia, otorgada por la Curaduría Cuarta C4-9727-14 desde el 3 de marzo de 2014 hasta el 2 de marzo de 2015”. Dice además, que al no encontrar licencia vigente o revalidada por parte del constructor, este está incurriendo en una infracción urbanística. Al paso sale Fernando Hurtado, representante legal de Conacol S.A., constructora de Oslo. “De acuerdo con el decreto 1469 de 2010, en relación con las licencias, existe una figura que se llama la revalidación. Esto es algo que uno puede ejercer dos meses después del vencimiento de la licencia, se radica en la curaduría una solicitud de revalidación y esta tiene 15 días para expedir una nueva. Mientras la expide, la sola radicación cumple las veces de licencia, con eso andamos trabajando”. El constructor asegura además, que Oslo ya está construido y que los trabajos que se adelantan en el momento corresponden al lavado de la fachada e instalación de ventanas. Vivir en El Poblado consultó con Róbinson Murillo, Inspector de Policía Urbana 14 A, quien aseguró que en múltiples visitas realizadas al proyecto no han evidenciado que se estén adelantando obras, “hemos encontrado que se están haciendo labores de aseo, limpieza y remoción de escombros, y se está desmontando la maquinaria que hay en el sitio”. Los vecinos del sector, en cambio, manifiestan que pueden ver cómo en la obra continúan en la parte superior del edificio, pegando ladrillos.


Así se ven ahora los apartamentos en Oslo

Licencias aprobadas vs. planos sellados
La comunicación que envía Planeación, informa que se evidencian diferencias entre lo aprobado por las licencias y lo aprobado en los planos sellados. “De las modificaciones detectadas se encontró que la resolución C4-0756-11 otorga 190 destinaciones de viviendas mientras que en los planos se evidencian 180”, y que además, 38 parqueaderos de motos que inicialmente eran para visitantes se convirtieron en privados y fueron ampliados de acuerdo con las medidas técnicas para acomodar un carro, “lo cual evidencia la pretensión de disponer celdas que fueron aprobadas para motos de visitantes, para convertirlas en celdas privadas para carros”.

También asegura el documento enviado a la Inspección de Policía Urbana 14 A, que en los planos de la licencia inicial C4-0756-11 se aprobaron siete niveles de parqueo y 18 niveles de vivienda, y que en los planos de modificación de esa licencia se aprobaron seis niveles de parqueaderos y 19 pisos que se destinaron a vivienda, lo que indica que el nivel 7 de parqueo, contemplado en la aprobación inicial, se destinó finalmente para vivienda, como se ve en los planos sellados de la modificación, sin quedar este cambio explícito en la resolución tal como debía ser.

El comunicado concluye: “Teniendo en cuenta que es competencia de la Secretaría de Gobierno, a través de los Inspectores de Policía Urbana, el control y verificación del cumplimiento de las normas, (…) damos traslado, para que adelante las acciones preventivas y correctivas frente a las obras realizadas en el inmueble”.


Así se ven ahora los apartamentos en Oslo

Listos para entregar
Si el constructor cometió infracciones o no, si las autoridades competentes ejercieron o no control, lo cierto es que Oslo es hoy un edificio de 19 pisos; 10 apartamentos por piso de 30 metros cuadrados cada uno, y seis niveles de parqueaderos: 153 celdas privadas para vehículos, 19 para visitantes y 48 celdas de motos para visitantes. Asegura el constructor que, a la fecha, ya se han entregado ocho de los 19 pisos. Frente a uno de los puntos controversiales del proyecto que radica en el impacto negativo en la movilidad de la zona, por no contar con suficientes parqueaderos, Fernando Hurtado dice: “Nosotros mejoramos las condiciones de movilidad en la zona. Subiendo por la loma de El Tesoro, a todo el frente del edificio van a quedar tres carriles y una bahía de desaceleración. También corregimos la calle 6 para que quedara de dos carriles, con zona verde, acera, antejardín; no solo mejoramos la movilidad para los vehículos sino también para los peatones”. Así mismo, asegura que las celdas de parqueo con las que cuenta el edificio serán suficientes para el número de carros y motos de sus copropietarios y hace la comparación con otro proyecto de vivienda de Interés Prioritario (VIP) localizado igualmente en El Poblado. “En otro edificio que tiene 125 apartamentos, con cinco sótanos de parqueaderos, no se llenan sino tres, porque no todo el que compró tiene carro, (…), las personas que viven en ese edificio son muy jóvenes, entonces, o compraban carro o comparaban apartamento”. Así las cosas, Oslo se encuentra hoy pendiente de una revalidación y una modificación de licencia por parte de la Curaduría Cuarta de Medellín.