Problemas para los peatones en las obras de la Avenida El Poblado

 
 
 

Como en el sentido sur-norte no hay habilitadas bahías provisionales, en varios cruces los ciudadanos se ven obligados a tomar los buses en medio de la calle.

 
   
 

El pasado 8 de febrero el Municipio sostuvo una reunión abierta con la comunidad en la que analizaron esta problemática. De acuerdo con Luis Alberto García, Gerente del Plan Especial de El Poblado, desde un primer momento los líderes del proyecto hicieron un llamado a la comunidad para que asistiera periódicamente a un comité de veeduría ciudadana que vigilará el impacto de los trabajos en el entorno. Con observaciones de la Veeduría y el Concejal Federico Gutiérrez, sigue García, pudieron detectarse varias fallas en el desarrollo de la obras, problemas que afectaban especialmente a los peatones, irónicamente los principales beneficiados con el nuevo paseo urbano.

 
   
 
 
 

En los andenes de la parte oriental cerca a Blockbuster el paso peatonal es inferior al espacio estipulado por el Municipio para este tipo de obras. Vea el informe completo haciendo click aquí.

 
   
 

Como lo pudo comprobar  Vivir en El Poblado, aunque la mayoría de estas fallas ya han sido corregidas, todavía continúan ciertos obstáculos para el perfecto funcionamiento de las obras y el tránsito de personas por las mismas.

 
   
 

La situación de La 10

 
   
 
 
 Congestiones vehiculares y oleadas de polvo son algunos de los inconvenientes generados por la intervención en La 10. Hasta el momento, el Municipio dice haber completado un 12% del proyecto. Descargue el informe especial de la obra publicado por Vivir en El Poblado (versión en PDF)  
   
 

.En las obras de La 10, las principales quejas están directamente relacionadas con la disminución de parqueaderos y la lentitud de los trabajos. Los comerciantes del sector han manifestado su preocupación por la falta de un plan del Municipio para resolver la presente y, especialmente, futura escasez de parqueaderos en el sector.

Las consecuencias de ese conflicto no solo han afectado a los negociantes; de acuerdo con Amparo Gaviria, Presidenta de la Junta de Acción Comunal de El Poblado, los habitantes de Provenza y Manila han visto cómo las calles de sus barrios se han transformado en los nuevos sitios de parqueo de los visitantes del Lleras.
Respecto a la lentitud en los trabajos, los comerciantes sugieren que está situación tiene su origen en la poca cantidad de obreros involucrados en el proyecto. Álvaro Buriticá, Ingeniero Auxiliar de Interventoría, afirma que la mano de obra es suficiente y explica que la demora se debe a la complejidad que supone la instalación de las redes de servicios públicos y, principalmente, a la cantidad de rocas encontradas en el terreno, las cuales no pueden ser dinamitadas por las características del sector, sino eliminadas a través de un proceso con cemento expansivo, cuya duración es de aproximadamente 3 días.