Preocupación en El Poblado

Por el paso de Metroplús
Preocupación en El Poblado
Habitantes y organizaciones de la comuna 14 temen por la afectación ambiental

“Con seguridad sí habrá afectación de algunas especies arbóreas, aunque en este momento no sabemos cuántos árboles ni cuáles deberán ser talados”. Es la respuesta de la ingeniera Natalia Jaramillo, directora de Metroplús, a la pregunta de cómo se afectará el túnel de árboles de la Avenida El Poblado, entre La Aguacatala y Euro, cuando empiece la construcción de la pretroncal sur de Metroplús. Valga aclarar que dicho tramo actualmente se encuentra en diseños. Estos los inició a finales de febrero la firma Ginprosa y deberá concluirlos a finales de octubre de este año. “En ese momento se analizarán y se procederá a socializarlos con los medios y la comunidad”, informa la directora de Metroplús.

José Fernando Álvarez, de la Mesa Ambiental de El Poblado, es una de las personas más inquietas con la afectación al túnel de árboles que por años ha caracterizado a la Avenida El Poblado y que se ha convertido en uno de sus mayores atractivos turísticos. Su preocupación se intensifica a raíz del inminente inicio, a mediados de abril, del tramo 2B de Metroplús, con el cual se intervendrá alrededor de 1 kilómetro a lo largo de la carrera 43 A (Avenida El Poblado), entre las calles 21 Sur y 29 A Sur (desde Euro, en el sector de La Frontera, hasta el restaurante Palo Grande, por la iglesia de San Marcos). Para su construcción, según informes de Metroplús, “se talarán 220 árboles, se trasladarán 40 y permanecerán 272 árboles”. La ejecución de esta obra tardará 14 meses y en ella se invertirán 17.840 millones de pesos.

La tala es inevitable: Metroplús
“Queremos que a la comunidad se nos convoque a un foro abierto para discutir lo concerniente a Metroplús. Se van a talar muchos árboles pero igual van a seguir pasando los buses de siempre por la Avenida El Poblado, lo que no tiene mucho sentido”, dice el integrante de la Mesa Ambiental de El Poblado, José Fernando Álvarez.

Sin embargo, la directora de Metroplús deja claro que durante el proceso de diseño de la pretroncal sur (La Aguacatala -Euro) no participará la comunidad. “Sería inviable. Los comentarios serán bienvenidos una vez socialicemos los diseños, que esperamos estén muy adelantados en agosto”. Lo que también deja claro es que habrá afectación de los árboles y zonas verdes. “Es imposible que no se afecten pues el sistema tendrá exclusividad, lo que requerirá mínimo de tres carriles, uno de ellos para Metroplús”.

Otro integrante de la Mesa Ambiental, el profesor y entomólogo José Rincón, se pregunta: “¿Qué pasará con la tala de árboles de sombrío existentes en la actualidad?”. Se refiere a los chiminangos (pithecellobium dulce), suribios (pitecellobium longifolium), veleros (cassia spectabilis), flamboyanes (delonix regia) pomarrosas (eugenia jambos), leucaenas (leucaena leucocephala), casco de vaca o árbol orquídea (bauhinia variegata). “Sin duda se los lleva el ensanche, serán reemplazados por arbustos pequeños que están o estén de ‘moda paisajística’, importando muy poco la pérdida de encantos como la frescura y  la biodiversidad”, agrega.