Por San Diego

“Parece que las leyes y las normas se hicieron para violarlas”, dice César Cárdenas. Los vehículos de la foto están estacionados frente a una señal de tránsito de ‘prohibido parquear’. Esto sucede en el sector de San Diego (calle 32 con carrera 43). Y, lo peor, no hay un solo agente de tránsito”.

Publicidad