¿Por qué no?

Las razones de los tres concejales que se opusieron al Plan de Ordenamiento Territorial


Juan Felipe Campuzano, Miguel Quintero y Luis Bernardo Vélez, concejales que votaron por el no durante la aprobación del POT

Tres concejales votaron No a la aprobación del acuerdo 268 de 2014 o Plan de Ordenamiento Territorial, el pasado martes 28 de octubre. Luis Bernardo Vélez, concejal de Medellín por el Partido Alianza Social Independiente, considera que con el nuevo POT, al concentrar la renovación urbana en el río, comunidades como las de Niquitao, Barrio Triste, San Pedro y Lovaina, por ejemplo, se verán desarraigadas por el incremento del estrato, del impuesto predial y de los servicios públicos. Además, opina que el plan se queda corto en la implementación de un modelo integrado de transporte público. Para el corporado también es preocupante la concentración del contenido del POT en el megaproyecto Parques del Río y, dentro de este, las vías soterradas le inquietan en cuanto al aspecto hidráulico, preocupación que se incrementó con las inundaciones vistas en la ciudad por lluvias excesivas el miércoles 29 de octubre. En ese mismo tema el concejal se mostró en desacuerdo conque “a último minuto, y por la puerta de atrás, al debate se agregara una enmienda que lo que hace es autorizar al alcalde para crear una empresa que operaría el Parque del Río”. La enmienda fue finalmente aprobada y el Parque sería operado por ISA y EPM como socios de la Alcaldía.

Para el concejal Miguel Quintero, del Partido Alianza Verde, la preocupación también radica en la renovación propuesta alrededor del río, lo que para él significa “que la empresa se va de la ciudad y no hay estudios socioeconómicos sobre lo que va a suceder”. Pero especula que Medellín podría volverse una ciudad fantasma o dormitorio, donde la gente llega a dormir y se va a trabajar a otra parte; “un Detroit”, compara. Agrega a su voto negativo el rechazo por los peajes intraurbanos y el argumento de que en El Poblado la gente “va a perder su patrimonio porque se bajarán las densidades y la altura de construcción a los predios”, creándose una desvalorización de estos en el mercado. “Este POT está diseñado para que la Alcaldía gane premios internacionales, pero no para garantizar el buen vivir”.

“Este POT está diseñado para que la Alcaldía gane premios internacionales, pero no para garantizar el buen vivir”

El concejal Juan Felipe Campuzano, del Partido de la U, coincide con Vélez y Quintero y cuestiona además la posibilidad del impuesto a la congestión y la inexactitud del POT para el uso del suelo del Olaya Herrera, que desaparecerá cuando la segunda pista del aeropuerto José María Córdova sea construida. Agrega que el POT, en movilidad, no presenta un plan de desarrollo de obras de infraestructura. “Nos estamos olvidando de la infraestructura como nos hemos olvidado los últimos 35 años”. Campuzano también se inquieta por lo que sucederá con las personas de El Poblado que, según, él, posiblemente migren a otros municipios en busca de soluciones por la nueva normativa en índice de construcción, especialmente en cuanto a parqueaderos, y que con ellas se vayan los recursos tributarios más altos de la ciudad. “Se van a vivir a otros municipios pero mantienen su arraigo en Medellín, vienen al médico, a los centros comerciales, por ejemplo, y entonces se mantendrán los mismos problemas de la carga vehicular y el POT no va a dar solución a la infraestructura y los impuestos se pagarán en otros municipios, lo que va a generar a futuro una crisis económica y de recaudo en Medellín”.