¿Por qué creer en el Oriente?

Oriente cercano
El Retiro es uno de los municipios que más personas ha recibido de Medellín.

Infraestructura vial, desarrollo comercial, construcción de vivienda, entre otros factores, hacen del Oriente cercano un lugar para invertir y vivir.

Por  Juan Pablo Tettay De Fex / juan.tettay@vivirenelpoblado.com

El Oriente es una de las zonas de Antioquia que más proyección tiene. Está compuesto por 23 municipios de los cuales nueve han planteado la creación de un Área Metropolitana: Guarne, El Retiro, La Ceja, La Unión, San Vicente, Rionegro, Marinilla, El Carmen de Viboral y El Santuario. Allí están puestas las luces del desarrollo de la región.

Según la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, esta región “es el tercer mercado más importante del departamento (590.858 habitantes), con lo que concentra el 9,0% del total de los habitantes del departamento, por debajo solo del Aburrá y de Urabá”. Este crecimiento se dio entre 1993 y 2011.

Para Carlos Moreno, gerente comercial de la constructora Contex, “hay que creer en Oriente porque hay un compromiso real de los mandatarios de la zona por crear programas de desarrollo” y hace énfasis en que ha visto que ya los municipios se empiezan a gestionar como ciudades. Moreno explica que elementos como la movilidad, los servicios públicos y el potencial comercial les dieron la confianza para generar desarrollos. Contex fue la primera en construir en altura.

A agosto de 2018, el Oriente registraba 34.563 unidades empresariales constituidas legalmente y un incremento en creación de empresas de más del 4.23% durante el primer semestre de 2018 comparado con el mismo periodo de 2017, esto, según la Cámara de Comercio del Oriente Antioqueño.

“La zona representa un papel importante para el desarrollo de la región por sus condiciones climatólogicas, ambientales, sociales y de infraestructura de servicios. Hay grandes centros académicos e importantes centros de salud. Es una región en plena expansión y crecimiento”, explica Rodrigo Zuluaga, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio.

Además, es nodo del sistema eléctrico y energético del sur-occidente colombiano y su proceso de industrialización se da de mano de su crecimiento y de un rápido desarrollo de infraestructura de servicios en las últimas décadas. La zona cuenta con aeropuerto internacional, zona franca y la más alta tasa de densidad vial de Antioquia.