Por qué algunos no aceptan la Valorización

Sentir ciudadano
Por qué algunos no aceptan la Valorización
Habitantes, abogados, políticos y organizaciones expresan sus argumentos

1. “No valoriza lo ya construido”: Así lo afirman muchos habitantes estudiosos del tema, incluido el abogado Nelson Hurtado, consultor de la Veeduría El Poblado. Según él, “la única tierra urbana que va a adquirir valorización (precios parecidos al mercado inmobiliario) es el suelo urbano en expansión, es decir, el suelo que ahora es rural, que se va agregar a lo urbano (que por priamera vez va a ser urbanizado) y los suelos que resulten de demoler casas o fincas antiguas. Pero los suelos ya edificados, los apartamentos, se desvalorizarán”.

2. “Más contaminación”: Otro cuestionamiento tiene que ver con el sentido común, y parte de la siguiente pregunta: ¿Qué valoriza más, un apartamento en el que la alcoba que da a la calle tiene un antejardín, o un apartamento cuya ventana queda a dos o tres metros de una calzada vial, donde se perciben el ruido y el hollín?

3. Zona de citación: La Junta de Representantes solicitó al Fondo de Valorización de Medellín no incluir en los cobros la loma de Los Balsos ni La 34, “por no ser de exclusivo beneficio para El Poblado”. También pidió esperar el concepto de la Lonja de Propiedad Raíz que podría ampliar la zona de citación, si se encuentra que otras zonas como Guayabal, las partes altas de El Poblado y algunas más, hoy excluidas, también tendrán beneficios.

4. Ya se dijo no a la Obra 500: Juan Manuel Ruiz, vocero de la Corporación Habitantes de Medellín, expresa que en 1990 la ciudadanía participó en una consulta que dio como resultado el no a un paquete de obras de carácter metropolitano. De estas, cerca de 16 estarían incluidas en el cobro de la Valorización actual, pero ya no se estarían tomando como metropolitanas sino como municipales. La demanda aún espera respuesta.

5. Más demandas: Varios habitantes de unidades residenciales en El Poblado han instaurado otras demandas al proyecto de Valorización. Esto porque en algunas zonas y para hacer las intervenciones en las obras han sido instados a venderle al Municipio partes de sus propiedades (como antejardines), áreas que ellos aseguran fueron utilizadas por las constructoras como ganchos comerciales.

6. Que otros también paguen: El concejal Bernardo Alejandro Guerra aún cree que debe discutirse en torno a que Envigado también pague la contribución por Valorización. “Porque ellos deben pasar obligatoriamente, en muchas ocasiones, por La Frontera y por San Lucas. Si es necesario pediríamos intervención de la Gobernación de Antioquia”, dice.

7. Estudios estarían desactualizados: En 2012 entraron al país 316 mil vehículos, y un 13 por ciento estaría en Antioquia. Entre 12 y 14 mil vehículos ingresaron al perímetro de Medellín, datos que no están calculados en los estudios que se tienen para justificar estas vías. En 2007 un estudio de la Universidad Nacional estableció la línea base de viaje en la ciudad en 25 minutos, y con esto se calculó el actual plan vial. Con las obras por Valorización la expectativa era mantener ese mismo tiempo promedio de desplazamiento a 31 de diciembre de 2011. “Como no las hicieron en ese cuatrienio dicen que van a seguir con el mismo plan vial y contrataron de nuevo el estudio. Ahora dicen que el tiempo son 32 minutos, es decir, sube 7 minutos la línea base para justificar las vías, lo que quiere decir que incluso teniendo razón no se van a poder bajar esos 32 minutos”, advierte Nelson Hurtado. Todo esto se tiene en cuenta sin medir el 2013.

8. “Hay violación a la ley”: “La Alcaldía en ese momento (Alonso Salazar) jamás presentó un proyecto de acuerdo de obras públicas a consideración del Concejo y tengo constancia del secretario del Concejo de Medellín que asegura que entre 2008 y 2011 jamás se dio esta situación, como lo ordenan los artículos 313 y 315 de la Constitución Nacional”, denuncia el abogado Hurtado.

9. Se cruza con el predial: El cobro de Valorización se sumaría al cobro del predial de este año, que se incrementó para la mayoría de personas, en muchos casos en porcentajes muy elevados.

10. Mala percepción: Ejemplos como el puente de la 4 Sur no dejan bien parados los estudios realizados para evitar congestiones. El sentir popular es que esta obra de 190 mil millones solo logró congestionar más en las vías con las que conecta. Muchas personas se podrían sentir tentadas a creer que no hay garantías para afirmar que esta situación no ocurrirá en otras intervenciones.