Por qué abren los cerramientos de las urbanizaciones

 
 

Pero cuando esos espacios solo les sirven a las unidades residenciales, pueden permanecer cerrados. Como el caso de altas pendientes que no tengan acceso vehicular o peatonal, sean áreas residuales que estén entre medianerías, tengan fachadas cerradas, o no tengan buenas condiciones para que sean dotadas como espacio público. “Pero pueden seguir cerradas siempre y cuando se las compren al Municipio para que pasen a ser privadas, ya que por ley esos dineros deben destinarse a la compra de espacios públicos en la ciudad”, explica Martha González, funcionaria del Taller de Espacio Público de Planeación.

El Proceso

Esta política de abrir los cerramientos que tienen un alto potencial de espacio público ha sido adoptada en la revisión del Plan de Ordenamiento Territorial para que se implemente en toda la ciudad. “Todas las urbanizaciones que han llegado a Planeación, independiente del barrio en el que estén ubicadas, se han analizado y se ha emitido el concepto de acuerdo con las condiciones para el espacio público que tengan”, explica Planeación. Este proceso ha estado acompañado por una comisión accidental del Concejo, con presencia de las secretarías de Hacienda, de Gobierno, de Planeación y la Personería.

Las opciones

Planeación aclara que solo emite el concepto técnico, el cual brinda tres alternativas:

1. Mantener el cierre y que el particular le compre al Municipio el terreno para uso privado.

2. Que el particular tenga un cerramiento transitorio, cuando son zonas de tránsito para otros sectores pero tienen algún grado de dificultad o inseguridad. En este caso las zonas pueden permanecer abiertas en el día y cerradas en la noche.

3. Declarar que el cerramiento se debe abrir porque sirve como espacio público. Si se tiene que abrir, es la Secretaría de Gobierno la competente para hacer efectiva la apertura.

Solicitudes

Dice el Taller de Espacio Público que estas solicitudes para abrir los cerramientos pueden venir del Concejo, de la comunidad, o de la Secretaría de Hacienda. “Por lo regular son voluntarias aún cuando la Alcaldía debía proceder con la restitución de todos los espacios públicos que estén privatizados. Pero es la Secretaría de Hacienda quien debe identificar qué bienes son del Municipio y están privatizados, para devolverlos como espacio público”.

Mejoras sobre espacio público a propio riesgo

Francisco Ochoa, perito avaluador, comenta que estas propiedades cerradas que tienen en su interior vías o espacios públicos, salvo por autorizaciones del Municipio o cesiones temporales para su aprovechamiento, no pueden hacer propio lo que es público: “Así que quien construye en predio ajeno, sabe de antemano que todas las mejoras quedan del dueño del predio (en este caso son públicas) a no ser que estas mejoras tengan un permiso especial para su aprovechamiento por parte del Municipio. De lo contrario, cualquier ciudadano puede ir a una inspección y obligar a que ese espacio público se restituya a la comunidad’’.