Por fin el irrespeto por los peatones no será tolerado por las autoridades

Consciente de que las cosas van mal, la Secretaría de Tránsito empezó este mes a hacer cumplir una de las más elementales normas del Código de Tránsito, como aquella que dice que “los vehículos solo pueden estacionarse en los parqueaderos y espacios autorizados”.

De ahí se desprende que los conductores deben respetar los andenes, las zonas verdes, los antejardines, así estén en piso duro, y todos los espacios públicos peatonales.

El desarrollo de este programa incluye quince días de trabajo pedagógico en distintos sectores de la ciudad, con énfasis en aquellos donde el problema de estacionamiento de vehículos en el espacio público es más grave, tales como El Poblado, la Avenida 33, la Carrera 80 y el Estadio.

A partir de la tercera semana de octubre, el irrespeto por los peatones no será tolerado por las autoridades de tránsito de la ciudad. ¡Por fin!

Cuestión de respeto

¿Y por qué es necesario recuperar el espacio público? Explica el Municipio: “Porque es el único lugar donde todos nos encontramos como iguales y eso significa respeto por la dignidad del ser humano, independientemente de su condición. Por eso, ocupar el espacio público peatonal con vehículos es un acto de irrespeto. Y con mayor razón en una sociedad como la nuestra, en la que más del 88% de la población no tiene vehículo”.

Con esa idea crearon este programa, llamado Plan Integral de Estacionamientos, para “devolverle al ser humano su lugar como actor principal de la ciudad y hacer respetar los derechos de los peatones por encima de los vehículos”. Y como en últimas todos somos peatones, con esto se harán respetar los derechos de todos los ciudadanos, dice el Municipio.

Muchos accidentes suceden por el estacionamiento de vehículos en zonas peatonales y prohibidas
Aunque parezca poco lógico, muchos de los accidentes que ocurren en la ciudad suceden por factores relacionados con vehículos estacionados en andenes, zonas verdes y antejardines, que son espacio público peatonal, o parqueados en plena vía, en zonas prohibidas.

El ejemplo clásico, tantas veces reseñado en la Línea 312, es el del peatón que debe salirse a la calle, y caminar entre los carros, porque la acera es el estacionamiento de algún local (o de algún irresponsable).

En Medellín, en 2004, ocurrieron 372 accidentes cuya causa probable está relacionada con el estacionamiento indebido de vehículos, y en lo corrido de 2005, van 383, en los cuales han muerto 5 peatones y 130 han sido heridos. (Cifras de la Secretaría de Tránsito).

Participe en el foro interactivo ¿vehículos o peatones?