Planeación exige en el tema de El Tesoro

Ese lleno fue hecho en 1997 en la Finca Asís para habilitar una parte del lote para un espectáculo de coleo de la Feria de las Flores. El lleno, calificado por Planeación como no estructural, se volvió hundimiento con el paso de las semanas y obligó a la demolición de varias casas en el barrio y a la evacuación de otras hasta tanto no fuera reparadas, según órdenes del Simpad. Por esos daños nunca respondió nadie, y después de varios años los problemas se han agravado, no por el hundimiento que parece se ha estabilizado, sino por las aguas subterráneas que corren por el lotes hacia el barrio y que no tienen control porque, como se dijo arriba, el lleno fue hecho sin consideraciones técnicas, fue solo el vaciado de varias toneladas de tierra al lado de unas casas.

Esas aguas que corren han afectado el alcantarillado de aguas lluvias del barrio, tal como lo informó Vivir en El Poblado hace 15 días. Allí citamos las palabras de una empresa constructora, Fajardo Moreno, que adelanta dos proyectos urbanísticos en esa finca, y que dijo pro medio de uno de sus representantes: “La empresa aún no ha comprado el terreno, aunque probablemente lo hará; sin embargo, la responsabilidad por esos daños es de quien los cometió y en ningún momento de Fajardo Moreno, que recibirá la propiedad saneada”.

Resulta que ahora, en la carta del Director de Planeación mencionada al principio y que conoció Vivir en El Poblado, esa entidad municipal fija con claridad las responsabilidades. Allí dice que el Comité de Proyectos Específicos de esa entidad recomendó la aprobación de los proyectos Renaissance y Solaris (de Fajardo Moreno), que implican la sesión de unas fajas de terreno por obligaciones urbanísticas y para la construcción de la Circunvalar Oriental. El lote del lleno sería el de las obligaciones urbanísticas.

Como todo eso aún está en proyectos, es decir que puede sufrir modificaciones, Planeación se adelanta y sobre el terreno del lleno aclara: “(…) dadas las restricciones del lote, solo será posible su desarrollo como zona verde para recreación pasiva, admitiendo placas polideportivas (máximo dos) sin cubiertas”. Y más adelante sentencia: “La aprobación de dicha propuesta urbanística y paisajística estará sujeta a las recomendaciones dadas por el Simpad mediante oficio 010533 del 13 de mayo de 2005 y serán de obligatorio cumplimiento por parte de la constructora o propietarios del proyecto como requisito para su recibo por parte del Municipio de Medellín, previas verificaciones y certificaciones de las entidades competentes”.

Por eso es que decimos que después de tantos años con el problema de ese lleno irregular en la Finca Asís parece que sí hay luz al final del túnel.


Las recomendaciones del Simpad

  • Construcción de un filtro cuneta perimetral a las viviendas en el costado norte y en el oriental de la finca Asís (…) la realización de estas obras es competencia del propietario actual del terreno.
  • Paralelo a la realización del filtro, se deben construir obras de drenaje en la parte superior del terreno, cunetas flexibles, que permitan la recolección de las aguas de escorrentía. Las aguas recolectadas deberán ser conducidas hasta el sistema de alcantarillado ubicado en la calle 5Sur y hacia el caño Huasipungo.
  • La estructura hidráulica actual debe ser remplazada por una de mayor capacidad y mejores especificaciones que permita recolectar el agua de la extensa zona verde y los aportes adicionales provenientes de la urbanización Bahía Alta. La constructora de este proyecto es la responsable de dicha obra. }
  • Según información de la comunidad la parte del costado norte del lote sería entregado al Municipio de Medellín para la realización de un parque ecológico; para tal efecto se debe realizar por parte del propietario actual del terreno Finca Asís las obras de protección y estabilización sugeridas por el Simpad y la Universidad Nacional (muro de contención, filtro-cuneta y cunetas flexibles).