Piden control en construcciones

Piden control en construcciones
Son frecuentes las quejas de habitantes de El Poblado por el ruido en edificaciones noches, domingos y festivos

“Vivo arriba de Vizcaya, en el edificio La Arboleda de la Concha, situado en la carrera 32 con la calle 10. Desde hace casi un año tenemos como vecinas dos construcciones en una calle donde la vía es demasiado estrecha y además es cerrada. La obra inmediatamente al lado de nuestro edificio se tomó el espacio total, a tal punto que en simultánea se estacionan dos carros grandes, bien sea el del cemento o el que trae todo el material de hierro, volquetas, etcétera. Cuando esto sucede es tal el descaro que muchas veces ni siquiera hay quien dé vía y les molesta que los inquilinos del edificio les pitemos. Lo más increíble son los horarios que se manejan y la bulla que causan y que la administración de un edificio no pueda hacer nada al respecto. Hay días que trabajan hasta por las noches y desde hace más de un mes están trabajando los domingos en horarios que empiezan a las 6:30 am. o a veces más temprano. ¿Quién defiende a los vecinos? ¿Acaso no existen normas de convivencia? Para qué sirve el residente o el ingeniero que está en las obras? A la otra obra aledaña ya le prohibieron trabajar los domingos. ¿Entonces por qué los de La Arboleda de la Concha nos tenemos que aguantar este tipo de incomodidades?”.
Como este habitante de El Poblado, quien pidió reservar su nombre, hay muchos más que se sienten molestos con los ruidos provenientes de obras en construcción, desde muy temprano en la mañana hasta altas horas de la noche de lunes a sábado, y en muchos casos los domingos y festivos.
Sobre esta queja en específico, la inspección 14 A, bajo cuya jurisdicción se encuentran las obras de esta denuncia, dijo no tener conocimiento y que, por tanto, no ha requerido a los constructores para que limiten sus horarios de trabajo y no molesten a los vecinos.
De acuerdo con la normativa vigente (artículo 56 del decreto presidencial 948 del año 95), los proyectos en construcción, en demolición o la reparación de vías que generen ruido, tienen permiso para trabajar de lunes a sábado entre 7 de la mañana y 7 de la noche en zonas residenciales. Para trabajar en horario extendido se requiere un permiso especial del alcalde o de la autoridad competente, en este caso las inspecciones de policía o permanencia, así como para laborar los domingos y festivos entre las ocho de la mañana y las cuatro de la tarde. “Este permiso se suspende inmediatamente recibamos quejas de los vecinos”, asegura el inspector 14 B, Hermes Pineda.


Edificios sin horario extendido
De acuerdo con datos suministrados por la Inspección 14 B, ubicada en Provenza, desde enero de 2012 hasta mediados de julio se les ha prohibido trabajar en horario extendido, domingos y feriados a siete proyectos urbanísticos en El Poblado, por haber recibido quejas de la comunidad debido al ruido que generan. Son ellas: Los Maderos (calle 1 Sur con 35), Le Frontier (carrera 41AA con 18B Sur), Natai (carrera 25 con 7), Firenze (calle 17 Sur con 48), Papiros (carrera16 con 11A Sur), Tierra Clara (carrera 29 A con 5 Sur) y Agatha (calle 12 con 36 A). “Si no cumplen, se inicia un proceso administrativo”, advierte esta dependencia adscrita a la Secretaría de Gobierno de Medellín.


Foto cortesía. Obra en carrera 32 con calle 10

Pese a esto, algunos vecinos de estas obras aseguran que el ruido en horario adicional continúa. Por ejemplo, Santiago Rendón, habitante de Santa María de los Ángeles, dice: “En el Edificio Firenze empiezan a primera hora de la mañana con su ruido y continúan con él hasta altas horas de la noche. No han servido las quejas de la administración del edificio ni las reiteradas llamadas a la inspección de permanencia recién puesta en funcionamiento”.
Corresponderá a las inspecciones verificar la situación para tomar correctivos.