Pide respeto por las costumbres religiosas

Juan Villa fue a misa el primero de noviembre, a las 7:30 p.m. en la Divina Eucaristía, parqueó, “como de costumbre”, dice, en la calle que cruza con el puente de la 34. Lo suele hacer cuando no encuentra espacio. Por esa práctica, el Tránsito se le llevó el carro. “Me gasté todo un día recuperándolo, además del gasto de multas, grúa y parqueadero”. Del hecho, su protesta contra la Secretaría de Movilidad por “no permitir ni respetar las costumbres religiosas”.