Pequeños esfuerzos, grandes contribuciones

Reserva Costa Rica, en el Magdalena Medio
Fotos cortesía Santiago Mejía Dugand.

Nuestra intención es ofrecer un espacio en el que se disfrute, se aprenda y se conserve, con un particular interés en las aves. ¡Bienvenidos a la Reserva Costa Rica!

 

Las contribuciones que hace la naturaleza a los humanos son un elemento sólido y objetivo que nos permite valorar cualquier esfuerzo de conservación.

En esto se enfocan las luchas de protección de páramos (provisión de agua), insectos y otros polinizadores (provisión de comida) selvas (secuestro de carbono), manglares (protección contra mareas), coberturas boscosas en laderas (protección contra deslizamientos) y muchas otras alrededor del mundo.

Por: Santiago Mejía Dugand
Por: Santiago Mejía Dugand

 

Estas contribuciones también son llamadas servicios ecosistémicos.

Aunque hay discusiones al respecto, generalmente se habla de servicios de soporte (por ejemplo, aquellos que permiten el reciclaje de nutrientes y la polinización), servicios de provisión (por ejemplo, la comida, las materias primas y el agua), servicios de regulación (por ejemplo, el control natural de plagas y la purificación del agua y del aire) y servicios culturales (por ejemplo, los lugares para la contemplación, la espiritualidad, el arte y la recreación).

Algunas personas se benefician más o dan más valor a unos que a otros. Sin embargo, es claro que todos necesitamos de estos servicios para vivir.

 

Desde la vieja finca del abuelo

No me describiría como una persona espiritual, en el tradicional sentido de la palabra. Sin embargo, no puedo evitar maravillarme y asombrarme con la naturaleza que me rodea.

Siento una curiosidad tremenda por lo que se esconde en bosques y quebradas. Sueño con épocas pasadas y me imagino la abundancia de especies vegetales y animales que habitaban nuestro planeta, muchas de ellas hoy extintas por nuestra causa.

Recuerdo una cita de Frederick Jackson Turner que alguna vez leí: “Para aquellos que siguieron a Colombo y a Cortés, el Nuevo Mundo era algo increíble, debido a sus legados naturales. La tierra se anunciaba a sí misma, frecuentemente, con fuertes esencias que trascendían las costas hacia el océano.

En 1524, Giovanni da Verrazzano podía oler los cedros de la costa oeste desde un centenar de millas de distancia. Los hombres de la “Media Luna” de Henry Hudson fueron desarmados temporalmente por la fragancia del litoral de Nueva Jersey, mientras que las naves que se aventuraban más al norte ocasionalmente nadaban a través de grandes colchones de flores flotantes. Por donde fuera que entraran a tierra firme encontraban un abundante despilfarro de color y sonido, de animales salvajes y vegetación exuberante.

Si hubieran sido personas diferentes, tal vez hubieran escrito una nueva mitología aquí.
Siendo los que fueron, hicieron un inventario”.

Con otra intención, hace poco, junto con dos amigos, hice un inventario de especies en la finca que mi abuelo fundó hace 70 años. Encontré más de 240 especies de aves, más de 25 tipos de mamíferos y 25 de anfibios y reptiles.

No sé cuántos tipos de plantas e insectos habrá, ni cuántos peces y otros animales acuáticos habrán sobrevivido a tantos años de maltrato que han sufrido ríos como el Cocorná, el cual baña la propiedad.

Nuestra intención es contribuir a la protección de esta riqueza y motivar a los vecinos a que también lo hagan.

Como una (buena) enfermedad, esperamos que esta iniciativa crezca y encontremos maneras de coordinar la protección con actividades tradicionales en la región, como la ganadería.

La intención es promover el aprovechamiento de los servicios culturales que nos brinda la naturaleza en la región del Magdalena medio, en particular los de la contemplación y la sanación interna.

Nuestra intención es ofrecer un espacio en el que se disfrute, se aprenda y se conserve, con un particular interés en las aves.

Nuestra intención es contribuir, aunque parezca un pequeño esfuerzo al lado de tantos y tan grandes retos, a la preservación de nuestra riqueza. ¡Bienvenidos a la Reserva Costa Rica! @reservacostarica

 

 

Lea También:

Conservación se sirve de la ciencia y la colaboración

Expedición de Eafit halló nuevas especies en Anorí

 

Publicidad