Pedirán modificar ley de piscinas

Pedirán modificar ley de piscinas
Con ayuda del senador Juan Carlos Vélez, unidades residenciales de El Poblado intentan modificar artículo de la ley 1209 de 2008, reglamentada en mayo pasado

Antes de que en mayo de 2012 sea de obligatorio cumplimiento la reglamentación de la ley 1209 (ley de piscinas), efectuada en mayo pasado, Corpoblado y administradores de unidades residenciales esperan que esta sea modificada. Hoy su esperanza está puesta en el senador Juan Carlos Vélez, quien se comprometió a radicar en el Congreso de la República en los próximos días un proyecto de ley para modificar uno de los artículos de esta reglamentación. Se trata del que obliga a las urbanizaciones a tener salvavidas capacitados por el Sena.

El meollo
Para el senador Vélez la ley 1209 quedó con un error que perjudica a las unidades residenciales. “El error fue poner sus piscinas al mismo nivel de las de los hoteles y clubes; las exigencias que se les están haciendo son muy costosas y creemos que por el uso que se les da no amerita ser tan exigente”.
La propuesta entonces será incluir en la reglamentación un artículo específico sobre las piscinas de los conjuntos de casas y apartamentos, para que no se les exija el salvavidas sino “cuando tengan mucho uso y las utilicen todos los días 50 ó 100 personas. Para ese caso habría una excepción, pero no se justifica un salvavidas en una piscina que utilizan dos o tres personas al día”, argumenta el congresista.
Uno de los problemas de la ley vigente, en caso de cumplirla, es que el valor de las cuotas de administración de las unidades residenciales se incrementaría notablemente, con lo cual no todos los copropietarios estarían de acuerdo, menos aún aquellos que no acostumbran utilizar las piscinas. El otro asunto es que algunas urbanizaciones se verían en la obligación de prescindir de las piscinas, lo cual, con toda razón, motivaría quejas y posibles demandas de aquellos que se motivaron a comprar porque había piscina, información que les llegó por medio de anuncios publicitarios.


 Inconsistencias que preocupan
Son varias las preocupaciones que deja en el ambiente la ley 1209. Lo de los salvavidas, además de oneroso, no habría como cumplirlo si entrara en vigencia en mayo de 2012. Y es que en el Valle del Aburrá hay 50 salvavidas certificados por el Sena y más de 1.600 piscinas. La capacitación para los salvavidas dura siete meses y los cursos del año 2012 solo empiezan en el segundo trimestre. Es decir, solo a fines del año estarían certificados, por tanto, al entrar en vigencia la reglamentación no habría cómo suplir la demanda.

También preocupa a los administradores la exigencia de los censores de inmersión que se disparan cuando alguien cae a la piscina. El problema es que esta alarma se demora en sonar entre 10 y 15 segundos, tiempo valioso para poder salvar a alguien. “Pensamos que la alarma no serviría”, dice la administradora Yenny Acero. Como este requisito aun no está reglamentado, no ha entrado en vigencia pero en cualquier momento podría pasar.