Parque La Frontera, un mes más

Parque La Frontera, un mes más
La Secretaría de Obras Públicas le anunció al contratista que el proyecto debe ser entregado en un plazo máximo de 20 días

La adquisición de los cerca de 30 mil metros cuadrados en el lote de la carrera 43A con la calle 18 Sur, del barrio El Diamante N° 2, fueron la gran apuesta ecológica y de espacio público de la administración de Alonso Salazar con El Poblado. Aunque la idea era inaugurar el nuevo parque para la ciudad durante los últimos días de su mandato, por cambios en los diseños, ajustes en la arborización y retrasos del contratista Consorcio Tupac La Frontera, no fue posible y desde enero continúa aplazándose.
La última fecha de entrega estaba estipulada para el 27 de marzo, pero una vez más fue movida, esta vez para finales de abril, como lo confirmó el Secretario de Obras Públicas, José Diego Gallo. “El contratista nos estaba pidiendo un nuevo plazo pero se les dijo que no. El Municipio considera que han tenido suficiente tiempo y deberán entregar más o menos en 20 días. Solo faltan detalles y resolver lo de los módulos, si quedan cosas pendientes podríamos multar”, confirmó el funcionario.
En el Parque Ambiental La Frontera el Área Metropolitana realizó una inversión de 2.317 millones de pesos. La Alcaldía de Medellín se hizo cargo de cerca de 420 millones por los retrasos y el proceso social de concertación con la comunidad.
Según el secretario Gallo, hoy se gestionan recursos para su mantenimiento con la Secretaría de Hacienda, y está prácticamente definido que la operación del parque quede a cargo de la Secretaría del Medio Ambiente por intermedio de un privado.

Importancia del Plan de Manejo
Cerca de cinco meses duró la concertación entre Obras Públicas, la comunidad vecina del proyecto y la Fundación Codesarrollo. Durante reuniones periódicas, se definieron asuntos importantes sobre la forma como el parque será administrado. Cultura, educación ambiental, seguridad, mantenimiento, comunicaciones y plan paisajístico, fueron elementos que quedaron en el documento llamado Plan de Manejo y Sostenibilidad Socioambiental.
Para la comunidad es fundamental que la actual administración municipal no pase por alto lo que se avanzó socialmente durante el año pasado. “La verdad es que el proyecto ha estado muy bien socializado. Aún no sabemos cómo se va a autofinanciar ni cómo será la seguridad, pero si la gente clama por lugares para la cultura, aquí tendremos algo muy importante. Ojalá respeten todo lo que quedó en el Plan de Manejo”, dijo José Fernando Álvarez, integrante de la Mesa Ambiental de El Poblado y miembro del comité de ciudadanos que hace veeduría a las obras del Parque Ambiental La Frontera.
También advirtió que para los adultos mayores será complicado el ingreso al parque. “Faltarán parqueaderos ante la imposibilidad de entrar por la Avenida El Poblado o la calle 18 Sur, que es muy transitada. Este será un problema a futuro”, expresó.
Sobre la relevancia del Plan de Manejo para el Municipio, el Secretario de Obras Públicas, José Diego Gallo, indicó que “es total. Aníbal Gaviria ha sido claro dando directrices para respetar lo que venga de la alcaldía anterior. Normalmente llega un político y, así sea del mismo equipo, deja empezadas las obras, los puentes. Aquí no se trata de dejar las cosas empezadas sino de respetar socializaciones. Vamos sobre los mismos rieles en este sentido”.
El funcionario insistió en que pronto el parque será entregado a la ciudad, que con la operación de la Secretaría del Medio Ambiente tendrá garantías para su sostenibilidad y que detalles como la seguridad estarán en primera línea.


Para disfrutar y contemplar
El Parque Ambiental La Frontera albergará mínimo 98 especies arbóreas, 405 nuevos árboles, 3.800 metros cuadrados de jardines, un cafetal tradicional, un huerto frutal y 35 mil metros cuadrados de bosque protector con aula ambiental para los visitantes.

El parque contará con tres módulos. Uno, con unidad sanitaria y una pequeña zona de comidas en el segundo piso; el otro será una librería en el primer nivel y una biblioteca infantil en el segundo; y el tercero, también con baños públicos y aula ambiental o salón de conferencias. El emblema del parque será un puente peatonal que cruzará la quebrada La Paulita, al cual se podrá acceder por la calle 18 Sur.
“Este lugar tiene unas ventajas muy especiales. Va a tener componente pedagógico, educativo y, además de convertirse en un pulmón, invitará a la relajación y a aprender a conservar la naturaleza”, concluyo el Secretario de Obras Públicas, José Diego Gallo.