Para salvar vidas: detección de velocidad las 24 horas

Institucional / Secretaría de Movilidad
“Queremos impulsar la cultura del autocuidado”, dice el secretario de Movilidad de Medellín, Ómar Hoyos Agudelo

Querer salvar vidas en las vías es la motivación para que las cuarenta cámaras de fotodetección que hay en Medellín hayan empezado, desde el 6 de octubre, a detectar los excesos de velocidad durante las 24 horas del día y no solo de 5 de la mañana a 10 de la noche, como se venía haciendo. La medida será pedagógica hasta el lunes 13 de octubre y a partir del martes 14 empezará el periodo sancionatorio.

Según el secretario de Movilidad de Medellín, Ómar Hoyos Agudelo, el exceso de velocidad es una de las principales causas de accidentalidad en la ciudad, situación que se incrementa en horas de la noche, cuando las vías están despejadas, no hay sensación de control y se exceden los límites. “Queremos impulsar la cultura del autocuidado, que las personas acaten las normas por convicción”, aclaró el funcionario.

Velocidad fatal
Las estadísticas señalan que el 35 por ciento de los accidentes de tránsito mortales en la ciudad ocurren entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana. Mientras en el día se registra un 40 por ciento de accidentes con personas lesionadas y un 60 por ciento de incidentes denominados ‘solo daños’, en las noches las cifras se revierten: 60 por ciento de personas resultan lesionadas y 40 por ciento son ‘solo daños’. “Los incidentes ‘solo latas’ que en su mayoría ocurren en el día, por lo general solo impactan en el nivel de congestión de la ciudad, pero en las noches los accidentes graves están causando otras consecuencias: personas con heridas graves, que quedan inválidas, o que fallecen. Esto indica que la gente en la noche está abusando sobremanera de la velocidad. Queremos evitar que fallezcan más personas o queden inválidas por causa de estos excesos”, enfatizó el secretario de Movilidad, quien agregó, a modo de ejemplo, que una colisión de vehículo-peatón a más de 60 kilómetros por hora, causa, cuando no la muerte, lesiones que incapacitan.

Consecuencias de exceder la velocidad
Otro dato significativo sobre las consecuencias del exceso de velocidad es que en un impacto a más de 60 kilómetros por hora, el 85 por ciento de los peatones muere y el 15 sale herido, es decir, ninguno queda ileso.

Para las autoridades de tránsito, pasar de 60 kilómetros por hora a 65 kilómetros por hora en la velocidad, equivale a aumentar la probabilidad de accidentes con muertos en un 40 por ciento y con heridos en un 20 por ciento. Así mismo, conducir a velocidades superiores a 60 kilómetros por hora puede ser tan riesgoso como conducir en estado de embriaguez. Basta recordar que en 2013, treinta de cada cien muertes en hechos viales ocurrieron entre las 10 de la noche y las 4 de la mañana.
Las velocidades permitidas en la ciudad son 80 kilómetros por hora en la Vía Regional y autopistas, 60 kilómetros por hora en vías arterias o principales avenidas y 30 kilómetros en las demás vías, según lo dispone la Resolución 992 de 2007.

“Yo creo que sí es bueno porque muchas veces, en la madrugada, gente tomada o jóvenes que acaban de salir de parrandear exceden la velocidad y las cámaras podrían disminuir en algo la accidentalidad”

Solo velocidad
Para el secretario de Movilidad de Medellín, Ómar Hoyos, es importante que los ciudadanos sepan que esta medida de control, consistente en detectar solo el exceso de velocidad con cámaras durante las 24 horas del día, lo único que pretende es proteger, tanto a las personas que se movilizan en vehículos como a los peatones. Es por esto que las demás infracciones, como el cruce de semáforo en rojo, la invasión de paso peatonal o el tránsito de vehículos de más de 3.5 toneladas por el carril izquierdo, no serán sancionadas por medio de las cámaras entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana.

De acuerdo con el Código Nacional de Tránsito, la sanción por exceder los límites de velocidad equivale a 15 SMDLV, es decir, $307.995.

¿Cómo ven la nueva medida?
“Yo creo que sí es bueno porque muchas veces, en la madrugada, gente tomada o jóvenes que acaban de salir de parrandear exceden la velocidad y las cámaras podrían disminuir en algo la accidentalidad”, expresa Juan Manuel Trujillo, habitante de El Poblado.

“Desafortunadamente la falta de cultura que todavía nos invade en el país hace que se tengan que tomar medidas drásticas, porque vemos que después de las horas normales de tránsito, en la noche y en la madrugada, todavía hay mucha accidentalidad, entonces por eso estoy de acuerdo con la medida”, afirma el ciudadano Hernán Sánchez.