Para arreglar por las buenas

Alonso Trujillo, el Juez de Paz, explica que su función es orientar las partes hacia un arreglo voluntario, sin demandas de por medio, en pleitos originados por ejemplo por deudas, ventas de propiedades, sucesiones, herencias o servidumbres. El arreglo queda por escrito y tiene el efecto de un fallo de un juez.

El servicio es abierto para la ciudadanía, gratuito, no requiere de abogado, y está disponible los martes y los viernes de 3 a 6. Pida su cita en los teléfonos 312 5645 ó 311 9638.