Un algo parviado

Panadería criolla: Un algo parviado
Panadería criolla: Un algo parviado

Panadería criolla de yuca, maíz y trigo están hechos los amasijos que nos comemos en Antioquia. Esto es panadería criolla.

Por: Juan Pablo Tettay De Fex

El color es un indicativo. El rojo brillante le cuenta al comensal por qué ese rollo es conocido en el mundo de la panadería criolla como Liberal. Pero, “también es porque el primer colorante que se usó en Colombia para teñir alimentos fue el rojo escarlata”, explica Andrés Mejía, panadero y propietario de Andre’s Bakery, quien amasó y horneó todas las delicias que aparecen en esta portada. Además, pasteles Gloria, encarcelados de guayaba, roscones, mojicones, galletas cucas (que parecieran galletas de jengibre alemanas), panderos de aguardiente y limón y lenguas. Un repertorio de amasijos que bien conocemos como parva y que son perfectos para tomar el algo con un chocolate bien caliente.
Para Andrés, nuestra panadería dulce sabe a bocadillo, arequipe y anís, “porque es más fácil que en la casa hubiera una botella de aguardiente que una de esencia de vainilla”.
De origen monacal, estas dulces viandas se consiguen hoy en panaderías de barrio y de pueblo. Andrés y otros panaderos le apuestan a su recuperación y de la mano de Doña Lechona pronto verán la luz. Por ahora, antójese con la foto y celebre nuestra Independencia con el recuerdo del sabor de estos encantadores productos.