Otro tramo de la Avenida 34

El trazado actual de la Avenida 34, yendo en sentido sur – norte, se interrumpe en la loma de Los Balsos, para continuar más adelante en cercanías a la quebrada La Volcana y llegar a la loma de Los González. Los 380 metros que faltan para enlazar ambas secciones corresponden al tramo dos, que atraviesa por los terrenos del antiguo Ceylán. Ante la ausencia de esta vía los conductores que quieren seguir por la Avenida tienen que subir un poco por Los Balsos y luego seguir por la urbanización Rincón de Los Balsos.

Esta parte es una de las más complicadas del proyecto por la inestabilidad geológica de la zona, caracterizada por movimientos en masa según diagnosticó la firma consultora Cimientos Ltda.

Pues bien, la semana pasada se cerró la licitación para la construcción de esta parte de la vía. La solución prevista para salvar las dificultades geológicas es un viaducto de 110 metros, que tendría que ser construido por la empresa que gane la licitación. Esta estructura, según recomendó Cimientos Ltda., estará apoyada sobre pilares de concreto de 10 metros de profundidad. Además, la empresa ganadora tendrá que construir andenes, redes de alcantarillado y de aguas lluvias, alumbrado, semaforización, energía, señalización y empalmes con los tramos existentes. Por último, se deberá encargar de la creación de espacio público y la protección y recuperación ambiental y paisajística de la zona, lo que quiere decir que debe construir andenes de 1.50 metros, cunetas o rondas de coronación para manejo de aguas superficiales y una red de canales en bolsacreto para drenaje de las aguas de escorrentía. Además debe tratar los taludes y sembrar dos árboles de 2.50 metros por cada ejemplar que talen.

El presupuesto estimado para la ejecución de las obras es de 2.480 millones de pesos, mientras que el plazo es de 5 meses. El ganador de la licitación se dará a conocer a mediados de octubre, y los trabajos empezarían dos semanas más tarde.

Estas obras corresponden a la primera etapa del proyecto, que inició en octubre de 2003 y que la actual administración espera terminar en enero de 2006. La administración de Luis Pérez, durante la cual se inició el proyecto, aspiraba a que la primera etapa estuviera para diciembre de 2003. La segunda etapa, si es que se hace, en la que se añadiría una doble calzada, se incluiría dentro de las obras del Plan Poblado y se financiaría mediante el cobro de valorización.