Otro peligro para peatones

Otro peligro para peatones
“En la loma de los González, entre carreras 43 y 43 A, una constructora no solo se apoderó del cauce de la quebrada sino que hace el andén más ridículo y cicatero, dividido en dos tramos. Ambos terminan en punta para que el peatón caiga al caño de desagüe y de allí se tenga que salir sobre la calzada poniendo en peligro su vida. Un poste obstaculiza aún más el paso”, dice Francisco Arango.