Osea, disfrute con los cinco sentidos

“La experiencia de comer es un arte que se aprecia en 5d: con todos los sentidos”, afirma Salomón Borenstein, chef colombiano, de ascendencia alemana, criado en Estados Unidos. Esta mezcla de culturas ha marcado su forma de concebir la cocina y le ha generado una sana inquietud por explorar nuevas oportunidades en torno a la gastronomía.

Salomón Borenstein y Luis Velásquez

Formado como chef en la Escuela Le Cordon Bleu de San Francisco y como fotógrafo y pintor en la Universidad de Indiana, Salomón regresó a Medellín, tras laborar en varios restaurantes en Francia y Dinamarca, a visitar unos parientes. Se enamoró de la ciudad y montó Osea, un acogedor restaurante de cocina de autor, en el que trabaja con productos orgánicos, frescos y cuidadosamente seleccionados.

Cada mes, con ayuda del jefe de cocina y mano derecha en su restaurante, el chef Luis Velásquez, Salomón cambia completamente la carta; en esta la creatividad y el respeto por los ingredientes siempre están presentes.

Publicidad

Del menú actual de Osea, lugar que también funciona como bar, Salomón sugiere de entradas los tortellini de rabo de toro con alcachofas y el jamón de mar con sardinas y alioli. De los fuertes aconseja ordenar el cochinillo prensado con pera y cebolla y el solomo redondo (madurado durante dos semanas) con papines y caviar de mostaza. De postre, recomienda el helado de avena con manzana y trufa. La carta nueva se estrena el 4 de agosto.

De la coctelería, otra de las especialidades de Osea, los elegidos de Salomón son el Negroni (ginebra, vermouth rosso y campari), Martínez (ginebra, vermouth rosso, maraschino y amargos de naranja) y el Draguë (ron añejo, limón, eucalipto, limonaria y yerbabuena). Osea se encuentra a una cuadra del Parque de El Poblado, en la calle 9 # 43B–28. Informes en el 268 3964.

Solomo redondo con papines y caviar de mostaza (para 4 personas)

Salsa de res
• 1 litro de caldo de res.
• 1 kilogramo de huesos de costilla de res.
• 1 cebolla roja (cubitos).
• 1 zanahoria (cubitos).
• 1 rama de apio (cubitos).
• 1/2 cucharada de pasta de tomate.
• 2 dientes de ajo.
• 1 hoja de laurel.
• 3 ramas de perejil.
• 3 ramas de tomillo.
• 1 cucharadita de pimienta negra entera.
• 1 cucharadita de semillas de coriandro enteras.
• 1 taza de vino tinto.
• Aceite girasol.
• Sal y pimienta al gusto.

Procedimiento
Calentar una olla a fuego medio–alto y agregar suficiente aceite para cubrir el fondo y caramelizar los huesos de costilla. Retirar los huesos, agregar la cebolla, la zanahoria, el apio y la pasta de tomate y caramelizar. Cuando las verduras estén caramelizadas, agregar el vino tinto y desglasar el fondo usando una cuchara de madera; dejar reducir hasta que casi no quede líquido. Agregar los huesos, hierbas, especias, ajo y caldo y hervir.
Cuando hierva, poner a fuego lento y cocinar entre hora y media y dos horas. Pasar por un colador y luego en otra olla dejar reducir a fuego alto hasta que llegue a la consistencia de su gusto. ¡No sazonar hasta que la salsa llegue a la consistencia de su gusto, de lo contrario puede quedar muy salada! Conservar para emplatar.

Solomo redondo
• Entre 720 gramos y 1 kilogramo de solomo redondo con grasa –la grasa le da sabor y se diluye en el proceso de cocción– (porciones de 180 gramos hasta 200 gramos por persona).
• Aceite de girasol.
• 2–3 ramas de tomillo o romero.
• 2 dientes de ajo entero.
• 60 gramos de mantequilla

Procedimiento
Cortar el solomo en cuatro porciones y sazonar con sal. La pimienta todavía no porque se puede quemar en la sartén. Calentar una sartén (que no tenga mango de plástico) a fuego alto, apenas se vislumbre un poco de humo blanco agregar aceite suficiente para cubrir y agregar las porciones de carne.
Caramelizar todos los lados, e introducir al horno a 200°C, revisando que llegue a la temperatura requerida (aproximadamente en seis minutos). Cuando esté casi listo, sacar la sartén del horno y agregar la mantequilla, ajo y hierbas e hilvanar con una cuchara. Retirar la carne de la sartén y dejar reposar cinco minutos para evitar que pierda sus jugos.

La temperatura requerida interna de la carne debe ser de 58°C a 63°C. (un término de un cuarto hasta medio). También es importante recordar que mientras la carne reposa sigue cocinándose, sube entre uno y dos grados de temperatura.

Para emplatar
Cuando empiece a cocinar la carne puede tener la salsa calentando. Cuando retire la carne del horno, meter las papines para recalentar. Cuando empiece a reposar la carne, calentar el puré con un poquito de mantequilla. Cortar la carne (contra la fibra) en cuatro tajadas, emplatar y servir.

Caviar de mostaza
• ¼ taza de vinagre de vino blanco.
• 1/8 taza de semillas de mostaza negra.
• 1/8 taza de semillas de mostaza amarilla.
• 1/8 taza de vinagre de sidra de manzana.
• 1/8 taza de azúcar.
• ¼ cucharada de sal marina.
• ½ taza de agua.

Procedimiento
Agregar todos los ingredientes en una olla, con fondo pesado, y cocinar a fuego alto hasta que hierva. Cuando hierva, bajar el fuego y cocer a fuego lento por 45 o 50 minutos, hasta que las semillas tengan textura de caviar (crocante por fuera y blandito por dentro). Agregar el agua, por cucharadas, si es necesario, para que no se seque. Dejar que el caviar de mostaza llegue a temperatura ambiente en la olla y guardar en un tupper. El caviar aguanta hasta 15 días en la nevera.

Papines
• 12 unidades de papas papines (tamaño balín).
• 2 dientes de ajo pelados.
• 1 ramita de romero.
• 3 cucharadas de aceite de oliva.
Sal.

Procedimiento
Poner las papines, el ajo y el romero en un recipiente para hornear, cubrir con el aceite y sazonar con sal. Tapar con papel aluminio y rostizar en el horno a 200°C, durante aproximadamente doce minutos hasta que se pueda introducir un cuchillo pequeño con facilidad. Dejar reposar hasta que estén listas para emplatar.

• Puré de repollo morado
• ¼ repollo morado
• 1 diente de ajo.
• 3 goticas de vinagre jerez.
• 2 cucharadas de aceite de oliva.
• Sal.

Procedimiento
Cortar el repollo en julianas. Calentar en una sartén a fuego medio. Cuando la sartén esté caliente, agregar el aceite y cocinar el repollo, el diente de ajo (entero) y verter las goticas de vinagre (el vinagre previene que el repollo cambie a color azul) hasta que el repollo esté blandito. En una licuadora agregar la mezcla y licuar hasta que quede un puré fino. Sazonar con sal. Pasar el puré por un colador con una malla fina y guardar hasta que esté listo para emplatar.

Publicidad