Ortorexia: obsesión con la comida saludable

Ortorexia: obsesión con la comida saludable
Entre tantos desórdenes alimenticios que se conocen hoy en día, existe uno más reciente que, aunque no ha sido catalogado como trastorno en la comunidad médica

Entre tantos desórdenes alimenticios que se conocen hoy en día, existe uno más reciente que, aunque no ha sido catalogado como trastorno en la comunidad médica, define el comportamiento de algunas personas que demuestran características obsesivas por la alimentación saludable. Lo irónico de la ortorexia, palabra acuñada por el médico estadounidense Steven Bratman y que viene de las palabras griegas “orto” (correcto) y “orexis” (apetito), es que a pesar de fundamentarse en hábitos saludables, resulta perjudicial para la salud, así como las adicciones al ejercicio y al trabajo. A diferencia de otros desórdenes, como la bulimia y la anorexia, la personas con ortorexia se enfocan en la calidad y no en la cantidad de la comida, contribuyendo a su aislamiento social para poder controlar todo lo que se comen, eliminando progresivamente alimentos que creen ser engordadores o peligrosos y centrándose en productos orgánicos, con pocas calorías, sin preservantes, sin grasas y que ellos entiendan como limpios. El objetivo final de la ortorexia no es necesariamente bajar de peso, pero sí sentirse saludable, limpio y natural.