Oportunidades en las compras virtuales

Oportunidades en las compras virtuales
Los portales transaccionales son la tendencia global que apoya empresas y acerca mejores compras a los consumidores

El poder y los alcances del Internet no son desconocidos para nadie. Desde los movimientos políticos y las causas sociales, hasta los más pequeños modelos de negocios, todo el mundo tiene la posibilidad de acceder a grandes audiencias por medio de redes sociales y portales en la web.

Hoy es evidente que quienes no están en línea cometen un error. “Empresas que no estén el mundo digital son completamente anacrónicas”, dice Carlos Alberto Acosta, experto en mercadeo digital y creador de la empresa Código E-Marketing. Según Carlos Alberto, pocas empresas pueden dar a conocer sus marcas y productos en televisión o radio por los altos costos, mientras que en Internet, si bien a mayor presupuesto mayor el alcance, ninguna organización queda excluida. Para este experto, el factor clave en medios digitales está en la segmentación, pues la de medios tradicionales es amplia y difusa, a diferencia de la precisión “quirúrgicamente exacta que permiten los medios electrónicos”, explica. Pero la presencia en el mundo virtual se extiende necesariamente más allá, hacia redes sociales y portales transaccionales, en un tejido de posicionamiento de marca y mercadeo en línea (online). Según la asociación IAB Colombia (Internet Advertising Bureau) la inversión publicitaria en medios digitales en Colombia aumentó en un 19,97 por ciento desde el año 2010 y las compras en páginas web aumentaron del 15 al 22 por ciento en los últimos cuatro años.
No sorprende entonces que los portales transaccionales sean un modelo en auge en el mundo. Así lo explica Gareth Hornberger, director de mercadeo digital mundial para Levi Strauss & Co., y quien en su reciente visita a Medellín habló con Vivir en El Poblado. Estos sitios de compras virtuales sirven, además de generar ventas, para posicionar marcas y para dar a conocer productos, pero sobre todo para enlazar los espacios físicos con las comunidades virtuales. Según Hornberger, son una herramienta que bien utilizada, es decir, acompañada de buen contenido editorial, vinculada a redes sociales y propiciadora del conocimiento y construcción de una relación con los clientes, puede impactar significativamente una empresa.
Entre los portales transaccionales están aquellos de ofertas y descuentos, como plataformas para que una marca se dé a conocer o venda productos o servicios nuevos. La idea es lograr que los consumidores, después de descubrir las marcas, servicios o productos a un bajo costo por medio de cupones, regresen a consumir nuevamente. Para las empresas se suma el beneficio del tráfico que genera la compra de cupones a su página web. Para los consumidores, el beneficio, evidentemente, es poder obtener precios únicos que no obtendrían de otra forma.

 Hans Peschken, jefe web y digital de una conocida empresa de modas de la ciudad, ve el potencial de estos modelos en la medida en que segmenten las ofertas. “Las bases de datos rigurosas permiten ofrecer servicios y productos específicos para los intereses de cada tipo de clientes”. En cualquier caso, los cupones se han convertido en importantes jugadores de la Red. En América Latina, según los datos de ComScore, empresa dedicada a medir el mundo digital, en 2011, 11.6 millones de usuarios de Internet visitaron un sitio de cupones, con Brasil, Argentina y Chile a la cabeza.
¡Qué Buena Compra! es uno de estos modelos de portal transaccional para compras colectivas, que hace presencia en el mercado desde hace un año, aproximadamente. Es un producto de Casa Editorial El Tiempo con ofertas de belleza, salud, tecnología, automóviles, entretenimiento, restaurantes, ropa, accesorios, formación, hogar, oficinas, mascotas, viajes, turismo, entre otros, con descuentos desde un 50 hasta un 90 por ciento. Vivir en El Poblado, en alianza con ¡Qué Buena Compra! acerca a sus lectores y amigos a este modelo de comercio electrónico.