Publicidad
lunes, diciembre 10, 2018

Juan Carlos Orrego

Advertencia: Las opiniones expresadas por los colaboradores o los lectores son de su responsabilidad y no reflejan necesariamente el pensamiento del periódico. Juan Carlos Orrego:Es antropólogo a utor de un libro de cuentos y profesor universitario. Desde el 2001 colabora con sus artículos de opinión en Vivir en El Poblado.

Más de lo mismo

Opinión / Juan Carlos Orrego
¿Más de lo mismo?
Se dirá que este alegato no se conduele con el poco tiempo que lleva la nueva secretaria en el edificio Carré. Y puede ser; pero, como dicen, más vale un metido a tiempo

Malicia blanca

Opinión / Juan Carlos Orrego
Malicia blanca
Dos casos recientes, en apariencia simpáticos, han venido a sumarse a mi memorial de agravios

Diciembre

Opinión de Juan Carlos Orrego
Diciembre
Hombres de todas las cataduras y formatos -obesos, raquíticos, bajos, espigados, de voz gangosa o silbante, desenfrenados, mesurados, bienintencionados o maquiavélicos-, en todas las esquinas o cada diez metros, se visten de Papá Noel

¿Señor Juan Carlos?

Opinión de Juan Carlos Orrego
¿Señor Juan Carlos?
El lector timorato, amigo de la tolerancia y seguramente egresado de algún cursillo de relaciones personales, se escandalizará con mi propuesta

Primera y última

Primera y última
Lo que resta es una fiesta abierta: no hay que cantar nada, ni apagar velas, ni bailar valses ni soportar edecanes que espantan mariposas blancas con espadas ridículas

¿Para qué sirve esta columna?

¿Para qué sirve esta columna?
En el caso de que un periódico no pague a sus colaboradores, a estos les quedan dos razones para sentir que sus párrafos sirven para algo

Extremos salvajes

Extremos salvajes
Cerré el libro con mal sabor de boca, espantado ante los acontecimientos de parecida índole que de un tiempo para acá han tenido lugar a un paso de mi casa, en la histórica Universidad de Antioquia

Crítico, rufián y profeta

Crítico, rufián y profeta
Con todo, las risas más estridentes entre las provocadas por las retahílas de Facundo cayeron por cuenta de sus ocurrencias de tema sexual

Vanidad que intoxica

Vanidad que intoxica
Como si se tratara de un concierto de Metallica, los pereiranos ya habían agotado los abonos, y un insignificante remanente de boletas alcanzaba, en el mercado negro, precios multiplicados por los números más gordos de la tabla

Juegos de media noche

Juegos de media noche
¿Qué más podía hacer? Si ese era el robo que me había deparado la siniestra ruleta criminal de la ciudad, bien podía creerme un consentido de la suerte

Libros y lágrimas

Libros y lágrimas
Aunque no se trata de un inventario pobre, estoy seguro de que alguien más curtido me enrostrará no haber conocido, incluso, la mítica librería de Alberto Aguirre

No por mucho madrugar…

 
No por mucho madrugar…
 
 
Por muchos colegios de hoy corren vientos feroces de algo que, si no es terror paranoico, muy seguramente será pecaminosa soberbia
 


El mito de la lechuza

 
El mito de la lechuza
 
 
¡Mentira! Se le vio una noche de diciembre 2009, cuando, en pleno cuadrangular final, el poderosísimo DIM venció 2-1 al equipo de Barranquilla
 


Por culpa de Kafka

 
Por culpa de Kafka
 
 
Ha podido comprobar que buena parte de los hogares que conforman esa comunidad educativa está regentada por papás solitarios
 


Confesiones de un ex conductor

 
Confesiones de un ex conductor
 
 
La tercera caída fue la previsible pelea con la aseguradora, taimada como cualquier empresa que subsista con base en promesas
 


El susodicho

 
El susodicho
 
 
Diré, para empezar, que me decepciona profundamente que un humorista no venda la idea de la más sublime originalidad al primer golpe de vista
 


Yo vi batear a Rentería

 
Yo vi batear a Rentería
 
 
Mike Schmulson, el célebre —y, por lo visto, inmortal— periodista barranquillero, dijo que el jonrón del paracortos de los Gigantes de San Francisco era la gran hazaña de un deportista colombiano en todos los tiempos
 





El escribidor

 
El escribidor
 
 
Lo llamativo es que la misma Academia Sueca, en su explicación de por qué despachó el premio para Arequipa, habló más de política que de literatura
 




Sin nada en la nevera

 
Sin nada en la nevera
 
 
Juro que, por un momento, me creí en la casa de The Simpsons, y casi me convencí de que en el papel había sido marcada una “A+” sobre el nombre de la pequeña Lisa
 




Mañana seréis tratados como insurgentes

 
Mañana seréis tratados como insurgentes
 
 
Ha hecho lamentable carrera esa idea según la cual la “primera Independencia” no fue más que un alboroto pasajero
 




Sólo para mundialófilos

 
Sólo para mundialófilos
 
 
Durante muchas mañanas de este junio fui un convidado de honor entre las cobijas de mis hijos, la una prendada del “Niño” Torres y el otro hecho seguidor incondicional de Eslovaquia
 




Dorado de oro golfi

 
Dorado de oro golfi
 
 
Algo debe significar que, en las guerras promovidas por el “Libertador”, los indios pastusos prefirieran pelear al lado de los chapetones
 

 

El mínimo esfuerzo

 
El mínimo esfuerzo
 
 
Pienso en las decenas de trabajos que mis alumnos universitarios han robado —y que robarán— de Internet solo por tener más horas libres para la cerveza, el facebook o los juegos de rol
 

 

 

Peste humana

 
Peste humana
 
 
Pues bien, los morbosos boletines de los noticieros mostraron, ahora en versiones con poca melanina, lo mismo que ya se había visto en Haití: ciudadanos saqueando tiendas y peleándose a los mordiscos por un paquete de pañales o un tarro de leche
 

 

 

Julio Posada

 
Julio Posada
 
 
Julio me “desenterró” de mi remota buhardilla universitaria y, tras una larga homilía de lector vicioso en pos de la nueva entrega de un folletín, me convenció de ponerme otra vez frente al teclado
 

 

 

El centenario de espaldas

 
El centenario de espaldas
 
 
Muchos de nuestros conciudadanos padecen de un estúpido complejo que les lleva a detestar todo lo que huela a altiplano cundiboyacense
 

 

 

Bajo las faldas

 
Bajo las faldas
 
 
Fieles a un estilo de crianza timorato y cuadriculado, tienen como ideal del comportamiento paterno aquel en que la madre calienta sus pollos las 24 horas del día
 

 

 

Un señorazo

 
Un señorazo
 
 
La imagen más vieja que tengo de Leonel Álvarez es la de su primer gol como profesional: en 1984, en partido del Medellín contra el Cali, el peludo volante entró al área como Pedro por su casa y ensayó una cabriola modesta para patear, hasta el fondo del arco, un balón que se paseaba a media altura.
 

 

 

 

En defensa de mis colegas

 
 Publicado en la edición 403, diciembre 1 de 2009 
   
 
En defensa de mis colegas
 
   
 
Los administradores de la educación de nuestros días gente cuyo único talento es diligenciar formularios– la han condenado al papel de una Cenicienta inoportuna y prescindible
 
   

Prejuicios del nido

 
 Publicado en la edición 401, Noviembre 1 de 2009 
   
 
Prejuicios del nido
 
   
 
Hace 85 años la Tipografía Helios de Medellín publicó Lejos del nido, obra cumbre del rionegrero Juan José Botero. Desde entonces la novela inició una firme carrera hacia la celebridad, materializada primero en nuevas ediciones, después en versiones televisivas de la dramática historia y, hace un cuarto de hora, en su aparición como el primer libro de la flamante colección con que el gobierno regional y nueve universidades buscan conmemorar el bicentenario de la Independencia de Antioquia. Nada más deshonroso, sin embargo.
 
   
Publicidad
.
Policía en EL Poblado

El muy preocupante “no sabe, no responde” de la Policía

Creció el delito en estas calles, también la percepción de inseguridad. Si las denuncias se extravían en algún escritorio o se llevan solo a...

Noticias

Crónica gastronómica

Holler Box