Publicidad
lunes, diciembre 10, 2018

José Gabriel Baena

Advertencia: Las opiniones expresadas por los colaboradores o los lectores son de su responsabilidad y no reflejan necesariamente el pensamiento del periódico.   José Gabriel Baena Gaviria Filósofo y escritor. Ha publicado varias novelas entre ellas El amor eterno es un sandwich express, La virgen luna y los siete de Urantia y Florecillas de Merlín de Asís. Ha sido colaborador de El Mundo, Kinetoscopio y la Revista de la Universidad de Antioquia. 

Evocación Comunión


/ José Gabriel Baena
Creo que sobreviví merced a la lectura y la escritura. Y a una frase de mi profesor de literatura secundaria: “Todos podemos ser literatos”

¡Noticias requetemalas!

/ José Gabriel Baena
Medellín, la más innovadora en estadísticas

Fascinación Sherlock

/ José Gabriel Baena
Aparte de los muy difíciles casos que hay que resolver, el gran caso es el propio Sherlock, con su muy bizarra personalidad

Gobernando contra el pueblo

/ José Gabriel Baena
Lo que no nos mueve a risa para nada es que en 2018, cuando se entregue la obra, tendremos que importar el agua quién sabe de dónde diablos

Palabras, imágenes,la guerra tonta

/ José Gabriel Baena
La guerra entre las palabras y las imágenes se declara entonces sin ganador claro, quien gana es el amor

John Ruskin y el vello púbico

/ José Gabriel Baena
Una noción infantil de la feminidad, mitad gatito, mitad reina de las hadas, y cuando la confrontaba con la realidad retrocedía horrorizado

Cuando las lluviecitas rompieron a cantar

/ José Gabriel Baena
Inevitablemente se me vinieron a la cabeza dos de mis canciones preferidas de los Beatles, una de McCartney, una de Lennon

La vida en velade Oliver Sacks

/ José Gabriel Baena
“He sido un ser consciente, un animal pensante sobre este bello planeta y eso ha sido un enorme privilegio y una aventura”

Cuando el agua se acabó: el monstruo en la sala

/ José Gabriel Baena
¿Todavía se afeita usted cantando con la canilla abierta durante 15 minutos y cada vez que hace pipí suelta el sanitario?

Celebrar a Eliot

/ José Gabriel Baena
¡Pero salud también por Eliot el optimista! El poeta, divorciado de su primera esposa en 1932, se volvió a casar en 1957 a los 68 años

Enero, hojarasca, Nebraska

/ José Gabriel Baena
Con reverencia me quito las botas ante Nebraska, sugiriéndola para vuestros ojos de enero como el mejor antidepre

”La traviesa dama del callejón sombrío“

/ José Gabriel Baena
“Bueno, Baena, vos serás responsable de no pocas parejas arrojadas por nuestros bucólicos precipicios...”

Subido al zarzo

/ José Gabriel Baena
Muchos libros pecaminosos “para grandes” leí al escondido en el zarzo por la mañana bien tempranito, enfundado en mi sempiterna piyama Pleetway Caribú

¡Música contra la agonía de la luz!


/ José Gabriel Baena
Pero bueno, no seamos tan ingratos del todo: la música de Hans Zimmer y Thomas Bergersen es sobrecogedora y, puesta a yo no sé cuántos miles de vatios de volumen, lo eleva a uno del piso y lo saca del bostezo durante tres o cinco minutos cada que aparece

El “túnel de Crespo” y nuestro Gran Crespón


/ José Gabriel Baena
¿Queremos un Gran Crespón de 25 kilómetros? Esperemos que el próximo alcalde detenga esta obra megalómana

Los hombres, flores fantasmas


/ José Gabriel Baena
Se me antojó, con tristeza, que en el vasto reloj del tiempo somos idénticos a la “Agalinis acuta”

Raqqa: الرقة


/ José Gabriel Baena
¿La guerra del fin del mundo? Creo que sí

Vivir en Laniakea


/ José Gabriel Baena
Tardaríamos 500 mil millones de años en atravesarlo si nos pusiéramos unos tennis inteligentes Apple que trotaran solitos a la velocidad de la luz

El otoño, el amor, Sophie Marceau


/ José Gabriel Baena
Mis ojos cayeron de rodillas raspadas ante la presencia de Sophie Marceau

¿Prohibido fumar en los balcones?

josegabrielBaena¿Prohibido fumar en los balcones?
/ José Gabriel Baena
Con esta lógica, debería también prohibirse cocinar en la cocina

“Der aufhaltsame Aufstieg des Juan Manuel II”, la irreal realeza y el Concejo como...

josegabrielBaena“Der aufhaltsame Aufstieg des Juan Manuel II”, la irreal realeza y el Concejo como Cuerpo Místico de la República
/ José Gabriel Baena
El pensamiento colonizado que nos agobia durará eternamente

El caballo de la Reina, la morfina y los polvos del Sahara

josegabrielBaenaEl caballo de la Reina, la morfina y los polvos del Sahara
/ José Gabriel Baena
¡Ah dicha ser caballo de esas cuadras, doña Elizabeth!

La alegría de leer a Morales Henao

josegabrielBaenaLa alegría de leer a Morales Henao
/ José Gabriel Baena
¡Dios mío, de cuántos autores he olvidado sus nombres y los títulos de sus obras y cómo los evoco hoy con suave amor de editor en retirada!

De carnes y amores en “Tirante el Blanco”

josegabrielBaenaDe carnes y amores en “Tirante el Blanco”
/ José Gabriel Baena
El pícaro director Aranda se ocupa menos de los bobos combates y sí mucho más del subido calibre carnal de la novela

Shakespeare en Coveñas: El “Temporal” de González

josegabrielBaenaShakespeare en Coveñas: El “Temporal” de González
/ José Gabriel Baena
En la lancha van el padre, de setenta años, y sus dos hijos mellizos, jóvenes, que lo odian a muerte

Opulencia y miseria: las Bodas de Barú

josegabrielBaenaOpulencia y miseria: las Bodas de Barú
/ José Gabriel Baena
¡Y cómo se aprende de historia nacional en las revistas de peluquería!

Permiso para “poltal el alma”

josegabrielBaenaPermiso para “poltal el alma”
/ José Gabriel Baena
Esto me hizo dar tres voltacanelas mentales por ese inquietante juego de palabras, ajustable muy precisamente a esta época

Pedro Villalba: Cien años al aguafuerte

josegabrielBaenaPedro Villalba: Cien años al aguafuerte
/ José Gabriel Baena
Hoy, con la venia subliminal de Pedro y el espacio que me brinda Vivir en El Poblado, me atrevo a dar a luz una de esas valiosas pruebas (Remedios la Bella a la luz de la luna)

“The Archipielago Press”: Sueñan las islas como ángeles

josegabrielBaena“The Archipielago Press”: Sueñan las islas como ángeles
/ José Gabriel Baena
“Las islas” siguen siendo ese paraíso que cantó el profeta nadaísta Gonzalo Arango en su libro cuasipóstumo Providencia

Nymphomaniac: la más grande estafa del cine “culto”

josegabrielBaenaNymphomaniac: la más grande estafa del cine “culto”
/ José Gabriel Baena
Con Nymphomaniac, el señor Von Trier se ha tomada la amarga cucharada de su propia medicina
Publicidad
.
Policía en EL Poblado

El muy preocupante “no sabe, no responde” de la Policía

Creció el delito en estas calles, también la percepción de inseguridad. Si las denuncias se extravían en algún escritorio o se llevan solo a...

Noticias

Crónica gastronómica

Holler Box