Oleada de robos intimida a la comunidad

 
 
   
 

“En casi todos los casos, los ladrones, que están bien vestidos, abordan a las personas desprevenidas por la espalda, las toman del cuello y las someten con objetos corto punzantes”, afirma Juan (se omite el apellido por razones de seguridad), uno de los jóvenes atracados. Por lo regular los atracadores han robado billeteras, celulares, bolsos y demás pertenencias personales.

Los residentes de Santa María de los Ángeles resaltan que hace unos años, cuando el sector que linda con La Aguacatala era más oscuro y tenía más matorrales no había tanto robo. Por eso no entienden por qué ahora que hay más iluminación, nuevas urbanizaciones y un mayor tráfico vehicular con el intercambio vial el problema va en aumento.

Pero lo que más alarma a los residentes es una nueva modalidad de robo. Según un par de versiones obtenidas por Vivir en El Poblado los delincuentes se acercan a quienes caminan en el espacio público, dicen pertenecer a una organización que se encarga de la vigilancia del barrio, intimidan mostrando un arma y le quitan a la gente el dinero y posesiones, como pago a sus servicios. “Como si fuera poco, para evitar que se alerte a la policía o gente del sector, el atracador lo obliga a uno a que lo acompañe a coger el bus”, comenta Miguel (se omite el apellido por razones de seguridad), uno de las víctimas de esta modalidad de robo.

La Policía responde
Al respecto el mayor Luis Fernando Peralta Lizcano, Comandante de Policía de El Poblado, afirma que ubicará algunos auxiliares para que hagan rondas en el sector, fortalecerá la comunicación con los porteros de las urbanizaciones para que denuncien cualquier movimiento sospechoso y ya dispuso una patrulla en Santa María de los Ángeles y La Aguacatala, con recorridos de día y de noche. Agregó que solicitará a Epm que mejore la iluminación en ciertos sectores.

El Mayor resaltó no tener conocimiento de estos recientes casos de grupos de vigilancia ilegales pero se comprometió a establecer una labor de inteligencia en el sector para acabar con este problema. Reclamó más colaboración de la comunidad, para que llame a la Estación de Policía, denuncie estos hechos, e informe sobre problemas con las mismas autoridades para responder a estos casos.