Olafo, el Shar – Pei

Olafo, el Shar – Pei
De no ser por Matgo Law, natural de Hong Kong y amante de los perros, el Shar – Pei posiblemente hoy no sería más que una pieza de museo de la historia natural.Su cercanía con la extinción fue atribuida a las prohibiciones del comunismo chino, entre las cuales estaba la tenencia de perros en casa. En 1973, cuando quedaban unos pocos ejemplares en Hong Kong y Taiwan, Law escribió a la revista norteamericana Dogs. “Occidente: salven la raza”, dijo una carta suya que de inmediato desató una verdadera pasión en aquel país.

Su origen es el pueblo chino de Tai Li, hacia el año 200 D. C. Diversas esculturas halladas allí, con características muy propias de la raza, refuerzan esa afirmación. El “perro de piel de arena” servía como compañía y guarda, mientras que un uso en el que fracasó fue en la pelea, debido a que al haber sido criado para la vigilancia éste atacaba solo después de ser agredido.



Sus arrugas y su figura de hipopótamo lo hacen universalmente reconocible, y dicho por el libro de los Guinness Records esta es la raza más rara. Valga la anotación, llegada la adultez sus arrugas se reducen a la cabeza, el cuello y la cruz. Otra condición especial, solo compartida con el Chow Chow, es su lengua negra azulada. Se especula que este rasgo podría indicar un ancestro común para los dos cercano al Gigante de los Pirineos o al Mastiff Tibetano.

Mimado a tal punto que detesta la soledad, algo inquieto, buen amigo de los niños y aficionado a montar en carro, adelante y con la cabeza afuera por supuesto: así es Olafo, de 6 años, la mascota invitada esta edición.

Altura
De 40 a 51 centímetros.
Peso
De 15 a 20 kilos.
Colores
Chocolate, isabelino, azul, rojo, fuego o negro.
Promedio de vida
13 años.
Otras características especiales
Su pelo opaco, erizado y duro al tacto como ninguno otro, y su cola elevada.
Tenga en cuenta
Su relación con otros perros es difícil; prefiere a las personas.
Tenga en cuenta II
No puede exponerse al sol por largos períodos.
Necesidades de espacio
Es excesivamente limpio y no es destructivo; eso lo hace muy adaptable a los espacios reducidos.
Carácter
Muy fiel a su familia, juguetón, malencarado, lejano con los extraños.