“Obra de Los Balsos con la Inferior es un producto objetable”: Junta de Representantes

Darío Bustamante, presidente de la Junta de Representantes de los Propietarios ante Fonvalmed, considera que en este proyecto de Valorización han ocurrido “cosas impensables”

Por Daniel Palacio Tamayo
daniel.palacio@vivirenelpoblado.com.co
Darío Bustamante Ledesma, es ingeniero civil y preside la Junta de Representantes de los Propietarios de El Poblado ante Fonvalmed, además fue director del desaparecido Inval en los 90. Habló sobre los problemas que se han detectado en la obra de Los Balsos con la Inferior, se declara sorprendido por la cantidad de errores que se han develado cuando “según información de la administración anterior, todo andaba perfecto” y ahora reclama una solución urgente.

¿Qué se ha hablado en la Junta sobre Los Balsos con la Inferior?
“Pedimos una solución urgente, nos estamos refiriendo hace 2 o 3 meses porque la comunidad está muy afectada”.

¿Y la administración se ha movido con la premura necesaria?
“La administración se ha movido en la misma dirección, pero con una celeridad diferente al deseo y solicitud de la comunidad. Las soluciones no han estado en el momento que la comunidad las necesita. Ningún tiempo es adecuado cuando la gente no ha podido disfrutar de un intercambio por el que pagó y que tiene retrasos injustificados”.

Como ingeniero civil, ¿cuál es su concepto después de leer el informe de la U. de M.?
“Somos respetuosos de los aspectos técnicos. Lo que hemos planteado es que las soluciones se implementen con carácter de urgencia. Entre más tiempo pase, los costos se incrementan, eso es un taxímetro. Además hemos pedido que esos costos no sean a cargo de la comunidad. La única que no tiene culpa es la comunidad que ya pagó económicamente, con sacrificio, paciencia y problemas como polvo, ruido y dificultades”.

En esta obra cada nuevo detalle, es más complejo que el anterior.

“Es cierto, se van conociendo diferentes aspectos que lo sorprenden a uno. La información que recibió la Junta desde la administración anterior es que todo andaba perfecto, sobre cronogramas. Todo era un asunto de una obra, lejos de deducir problemas que se presentan el día de hoy. Es increíble”.

Ahora, ¿Cómo es que las pólizas no cubrían daños a terceros?
“Ese es un punto delicado y sorprendente para nosotros como ingenieros. Es insólito que una póliza de una obra pública no ampare daños a terceros. Ni siquiera en obra privada. En una obra pública es impensable. Eso es primera vez que lo veo y que sucede”.

La U. de M. habla de un riesgo en el puente de Los Balsos ¿Qué tan latente es?
El riesgo se deduce en la tardanza de las soluciones. En la medida que no se apliquen las soluciones está abierto a unos riesgos. En el tema de la movilidad, las vibraciones que se transmiten con la circulación podrían afectar la estabilidad”.

¿Debería estar cerrado o restringido?
“Cuando manejamos una obra pública tenemos que minimizar riesgos a la comunidad, lo menos es decir que no puede circular o circular con restricciones, porque qué tal que haya un accidente. La Junta se manifestó que esto es urgente y no se puede prolongar porque es riesgoso para la estabilidad y, reitero, la mejor manera de proteger es no someter a riesgo a la comunidad”.

¿La reparación podría valer entonces unos 2 mil millones como se ha dicho?
“O algo más que aún no sabemos”.

¿Conclusión de esta obra que han calificado los vecinos como un fiasco?
“Es un producto objetable. ¡Increíble!, te digo que es sorprendente. Inesperada. Que se sale de todo. En el campo de la ingeniería esos resultados no son de recibo. Y no lo pueden ser cuando los correctivos valen más del 50% de la obra nueva, eso es increíble”.