Nuevas etapas y cambios en coeficientes de propiedad

Nuevas etapas y cambios en coeficientes de propiedad

Pregunta: En la urbanización en la que yo vivo construyeron hace poco una nueva torre de apartamentos. Los residentes viejos, entre los que me cuento, teníamos la expectativa de que los costos relacionados con las zonas comunes iban a disminuir proporcionalmente pues ahora serían divididos entre más copropietarios. ¿Cuál es el procedimiento para hacer esa nueva repartición de cargas, en caso de ser posible?

Respuesta: Los constructores deben entregar a los compradores "los bienes comunes de uso y goce general, ubicados en el edificio o conjunto, tales como zona de recreación y deporte y salones comunales, entre otros, (…) a más tardar cuando se haya terminado la construcción y enajenación de un número de bienes privados que represente por lo menos el cincuenta y uno por ciento (51%) de los coeficientes de copropiedad".

Cuando las urbanizaciones son construidas por etapas, "los bienes comunes esenciales para el uso y goce de los bienes privados se referirán a aquellos localizados en cada uno de los edificios o etapas cuya construcción se haya concluido".

Esto quiere decir que la repartición de cargas a la que usted alude es posible en relación con los coeficientes de copropiedad. Si la construcción de la nueva etapa implica la modificación de esos coeficientes, pues eso se reflejará no solo en el valor de las cuotas de administración, sino también, por ejemplo, en el valor de cada voto en la asamblea de copropietarios. Si los coeficientes de copropiedad no deben ser modificados, pues nada; todo sigue igual.