Nuestro video prohibido

Cuando Jay y Annie comenzaron, tenían una intensa conexión romántica – pero diez años y dos niños después, decidieron – ¿por qué no? – hacer un video de ellos mismos intentando cada posición de un libro de sexo. Luego descubren que su video más privado ha dejado de ser privado. Con sus reputaciones en juego, saben que están solo a un clic de ser expuestos al mundo.