Vecinos inquietos con los cobros por Valorización

En la semana que empezaron a llegarle a los habitantes de El Poblado las cartas del Fonvalmed con los montos que serán cobrados, se realizaron reuniones en las que se expresaron dudas y sobre todo inconformidad

valorizacionvolante

“Quince millones le llegó a una persona que vive en Murano”, “Mis vecinos me han dicho que soy muy chichipata poner problema por 300 mil pesos, pero el monto no es el problema”, “Yo vivo de la pensión, ¿cómo voy a pagar?” fueron algunas de las manifestaciones escuchadas en reuniones de habitantes de la zona de citación del Proyecto de Obras por Valorización, preocupados por las cartas que recibieron esta semana con los montos que deberán pagar.

“Nosotros siempre nos reunimos los miércoles en RíoBamba pero esta semana no cupo la gente” dijo la arquitecta y urbanista Estela Salazar, integrante del Comité de Valorización. El comité también se reunió en la urbanización Bosques de Guadalquivir, el jueves 2 de octubre, para aclarar dudas y exponer posibilidades sobre cómo proceder ante las inquietudes.

“Nos están cobrando impuestos disfrazados de valorización”

Entre los argumentos que reitera el Comité de Valorización para expresar su desacuerdo (esta vez con más público) con el cobro de las obras a los ciudadanos, está, principalmente, el aumento del impuesto Predial en 2013 para la actualización catastral. “La actualización ya se había realizado en 2010 y el impuesto Predial ha tenido un incremento del 151% desde 2004 a diciembre 31  de 2013”, dice el comité en uno de sus comunicados.

valorizacion333

Asimismo, las obligaciones urbanísticas (cobradas por el Municipio a los constructores y que pueden ser obras como vías de servicio realizadas por el mismo constructor o pagadas en dinero) según el comité, “se han dejado de cobrar desde 2004,  habiendo una cartera morosa por encima de los $25 mil millones de pesos,” dinero que de ser cobrado contribuiría a las obras. “Esa obligaciones urbanísticas hacen parte de los costos del constructor que finalmente terminamos pagando los propietarios, es decir que ya pagamos nosotros las obligaciones urbanísticas” dijo Gloria Gaviria, integrante del comité.  

Por otro lado, Estella Salazar expuso sobre la inconformidad que existe frente la capacidad del Municipio para planear y ejecutar con calidad la infraestructura de la ciudad. Ejemplos como la Biblioteca España, la Biblioteca León de Greiff, que hoy requieren intervención, o el Túnel de Occidente, cuya altura resultó deficiente para los camiones de carga, hablan de la planeación y ejecución de la obras por parte de las administraciones municipales. “Es por esto que nuestro lema, además de decir no a la valorización, enfatiza el sí a las obras bien planeadas, bien diseñadas, bien ejecutadas y concertadas con la comunidad”, dice Salazar. El comité recalca que los contribuyentes no quieren pagar por obras que no resultarán provechosas, como el puente de la calle 4 sur, o que tendrán que ser repotenciadas o rediseñadas, nuevamente con dineros de los ciudadanos. “La Administración ha hecho obras desechables”, concluye la arquitecta.

Finalmente, argumentan que la Administración de Medellín permitió densificar El Poblado sin urbanizar y por lo tanto es responsable de las soluciones que se requieran hoy, y que obras de valorización son obras metropolitanas que nos e consideran como tal; más del 50% de los vehículos que circulan por las calles de El  Poblado, pertenecen a vehículos de población flotante que trabaja en  el Poblado y viene o va a municipios vecinos. Ellos no pagarán  valorización.

Algunos ciudadanos, unidos en torno al Comité de Valorización, buscarán medidas legales para hacerle frente a los cobros que consideran injustos. Asimismo, el Comité elaboró un formato de recurso de reposición y un instructivo sobre cómo diligenciarlo para quienes consideren que deben o quieran hacer uso de esta medida.