Nosotros cuidamos los tanques

“Nosotros cuidamos los tanques”
Los líderes del barrio El Tesoro La Ye destacan la importancia de esta planta de tratamiento para la comunidad, situada al lado de la escultura La Poda

Ante los recientes artículos publicados en este periódico acerca de la restauración a que es sometida la escultura La Poda, del artista Bernardo Salcedo, ubicada en la glorieta El Tesoro Los Balsos, los vecinos del sector destacaron la importancia de los tanques de agua que están situados a su lado. “Sabemos que por cuestiones estéticas a muchos no les gusta que al lado de la escultura La Poda esté la planta de tratamiento, pero el Inval (antiguo Instituto de Valorización) la instaló allí en el año 2003 al no encontrar otro terreno apropiado para ella”, explicó María Eugenia Mesa, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) de El Tesoro La Ye.

Una lucha ganada
Esta planta de tratamiento no fue un capricho de la comunidad ni una iniciativa de la Administración Municipal, sino el resultado de una larga lucha por la protección del agua, como afirmó la líder barrial. “En 1997, cuando se hizo el intercambio vial de El Tesoro y Las Palmas, los constructores no tuvieron en cuenta que el agua de la quebrada La Aguadita era de consumo humano y surtía el sector de La Ye, como lo advirtió un estudio de impacto ambiental realizado por la Universidad de Antioquia. Fue así como llevaron los desagües de la vía pública a esta quebrada, contaminándola con aceite, gasolina y otros residuos”.
Desde ese momento, los líderes comunitarios, apoyados por Corantioquia, insistieron al Inval para que protegiera el cauce de la Aguadita y por ahí derecho el agua de la comunidad. Como no se logró nada, en 2001 instauraron un acción de tutela, gracias a la cual un juez ordenó al Inval instalar una planta de tratamiento. Aunque el Instituto apeló la decisión, el fallo en segunda instancia también fue favorable a la comunidad. “Al no encontrar un terreno apropiado para construir la planta, tomaron la decisión de instalarla al pie de La Poda”, indicó la presidente de la JAC.
Finalmente, en el año 2003 la Junta de Acción Comunal recibió la planta en nombre de los vecinos. “Desde entonces la cuidamos, velamos por su funcionamiento y la administramos en beneficio común”, manifestó María Eugenia Mesa.
Por ahora, la escultura La Poda está en restauración en un taller de Medellín, pero una vez concluido el proceso volverá a su sitio en la glorieta El Tesoro Los Balsos, junto a la planta de tratamiento.