“Nos tienen perjudicados”

“Nos tienen perjudicados”
Dificultades para el ingreso peatonal y vehicular, pantano, cortes de agua y luz son algunas de las quejas de los propietarios del Centro Ejecutivo por la construcción del puente de la calle 4 Sur

“No sé si el puente va a servir o no, pero en el Centro Ejecutivo estamos sumamente perjudicados por la forma tan desordenada como los constructores del puente están haciendo las cosas, no han arreglado ni terminan lo que empiezan alrededor nuestro, ni están haciendo nada por la limpieza nuestra”.
La queja es del abogado Juan Guillermo Arango, uno de los propietarios de oficinas en el Centro Ejecutivo, situado en la carrera 43C con la calle 4Sur, es decir en en pleno epicentro de la actividad constructiva del puente de la 4Sur.
La cotidianidad en el Centro Ejecutivo empezó a alterarse desde el pasado 14 de agosto, cuando iniciaron los trabajos y el cierre en la carrera 43C, entre las calles 4 Sur y 6 Sur. La acera que conduce al Centro Ejecutivo desde el sector de Oviedo fue también clausurada, por lo tanto, para ingresar a él caminando ahora deben atravesar la vía, entre camiones, arena, gravilla y pantano. Las más afectadas son las mujeres -ejecutivas y secretarias- que trabajan en él, por la incomodidad que representa caminar con tacones, vestidos y trajes elegantes por el lodo. A esto le suman los continuos piropos o coqueteos de los obreros, situación que motivó una queja oficial ante la Interventoría del puente (Secretaría de Obras Públicas), por parte de la administración del Centro Ejecutivo.

Congestiones y cortes de servicios
De acuerdo con la información suministrada por Beatriz Serna, administradora del Centro Ejecutivo, otro de los inconvenientes que les ha generado la construcción del puente son las congestiones para el ingreso vehicular por la calle 4Sur, donde quedan los parqueaderos. Aunque el uso de esta vía está supuestamente restringido en forma temporal para quienes no habitan o trabajan en los alrededores, lo cierto es que por la 4Sur están pasando todos los que quieren tomar la Avenida El Poblado. “Entrar o salir del centro Ejecutivo se volvió imposible, sobre todo en las horas pico”, dice la administradora.
Otros de los inconvenientes que los han perjudicado han sido los cortes de agua (al cierre de esta edición iban cuatro) debido a algunos accidentes e inconvenientes en el arreglo de las redes, así como los cortes de energía.
“La inseguridad está alborotada, ya se han presentado atracos por ese paso”, agrega el abogado Juan Guillermo Arango, y para los clientes se volvió un trauma venir al centro Ejecutivo. Por eso pide a los responsables de la obra que adecuen un sistema más limpio de trabajo y les acondicionen pasos peatonales apropiados.
Sobre este tema, Rubi Botero, de la Secretaría de Obras Públicas, indicó que ya se le han hecho varios llamados de atención al contratista (Conconcreto) para que mejore los pasos peatonales mediante la instalación de un piso duro por la carrera 43C. “Esperamos que en los próximos días se corrija la situación. Conconcreto, por su parte, se abstuvo de dar declaraciones.