Normatividad para piscinas, en espera

   
 
 
   
 
“Los peligros inherentes al funcionamiento de las piscinas, independientemente de que la ley esté en proceso de reglamentación, no cesan. A diario mueren niños en piscinas, a diario suceden accidentes, a diario hay que tener cuidados en ellas y, desde ese punto de vista, nosotros consideramos que hay una responsabilidad de administradores y propietarios de las piscinas de garantizar unas condiciones de seguridad e higiénicas”. La afirmación es de Raúl Alberto Rojo, líder del programa de Inspección, Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud de Medellín, encargado, entre otros asuntos, de hacer cumplir la normatividad en lo que a piscinas se refiere.
Lo que sucede es que al entrar a regir la Ley 1409, así esté en período de transitoriedad mientras se reglamenta, quedaron sin piso las disposiciones municipales vigentes desde 2007 para la seguridad en las piscinas públicas y de unidades residenciales. Por eso “hemos suspendido la aplicación del Decreto 1589 y la Resolución 398, en los términos que se considera que están sujetos a reglamentación”. Eso quiere decir que el cumplimiento de aspectos como cerramientos y sistemas de alarma quedó suspendido mientras sale la norma nacional, o sea, que durante este semestre no habrá sanciones. Sin embargo, Raúl Alberto Rojo aclaró que la normatividad con respecto a la calidad del agua de las piscinas en la ciudad continúa vigente.

Piscinas privadas: En la mira
Pero realmente una de las novedades más significativas que contempla la nueva ley es que las piscinas privadas, es decir, de uso unifamiliar, entran a hacer parte de procesos de inspección, vigilancia y control. Antes no eran objeto de ello y en el proyecto de reglamentación está incluido. En opinión del ingeniero Raúl Rojo “eso pone en sistema de alarma un montón de propiedades, pues significa que todas las fincas de El Poblado, casas individuales, de municipios como Sopetrán, San Jerónimo y Santa Fe de Antioquia quedan sujetas a vigilancia para que cumplan las normas que determine la ley”.
Habrá que esperar entonces que el Ministerio de Protección Social entregue a mediados del año la reglamentación de la polémica Ley 1409.

Recomendaciones
Ahora muchos en Medellín se preguntan si se perdió la inversión hecha en los cerramientos y sistemas de alarma que exigían las normas que quedaron sin vigencia. “No creo que vaya a haber cambios tan radicales -expresó el funcionario. Además, conque se salve una persona, conque se evite un accidente, queda librada cualquier inversión que se haga”. Con respecto a qué va a pasar en aquellas urbanizaciones donde ya recogieron dineros para los trabajos, indicó que “serán los copropietarios quienes determinen si guardan la plata y esperan que salga la norma; son decisiones de cada administración”. Lo cierto es que una vez salga la reglamentación en el mes de julio, a las piscinas que se encuentren en construcción o en funcionamiento la ley les concederá un plazo de seis meses para que realicen las adecuaciones.
Por el momento, el líder del Programa de Inspección, Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud recomendó a los propietarios de piscinas en construcción que cuando hagan el recibo de obra, si no la entregan con el cerramiento apropiado, quede muy clara la condición de que en los seis meses siguientes la constructora o la empresa procederá a construirlo.