Nocturna “navega en el ser”

Entrevista con Felipe “Pipe” Bravo, cantante de Superlitio
Nocturna “navega en el ser”
La banda caleña presenta Nocturna, su sexto disco, por primera vez en Medellín

superlitio6

Superlitio, una de las bandas más relevantes de la escena colombiana, estrena disco. Nocturna es el nombre de la sexta producción de esta banda fundada en Cali en 1996, y conformada, actualmente, por Pipe Bravo en la voz, teclados y guitarras; Pedro Rovetto en el bajo, Alejandro Lozano en la guitarra, y Armando González en la batería.

Nocturna es el sucesor del disco Sultana: Manual Psicodélico del Ritmo Vol. 1 (2011), caracterizado por canciones “super arriba, rumberas si se puede decir”, como asegura Pipe Bravo, cantante de la banda. Y a pesar de que el público y, hasta cierto punto, ellos mismos creían que la línea de canciones fiesteras y rítmicas como “Sexo con amor” y “Champetrónica” iba a continuar, hubo un cambio de planes.

Cambio de ruta sonoro

“Nosotros empezamos a trabajar en el disco hace un año y medio”, cuenta Bravo. “Veníamos trabajando y juntando ideas y nos venía seduciendo hacer un disco más maduro, calmado y que iba por otro lado”. Razón por la cual, la producción del Volumen 2 del reconocido Sultana se vio relegada, al menos por ahora.

Una pista de lo que iba a suceder, fue el melancólico sencillo “Viernes otra vez”, lanzado a mediados de 2012, y que mostraba una faceta más introspectiva de la banda. Bravo afirma que aunque no hace parte del disco, “perfectamente podría ser parte”. E incluso que dentro de la banda “sentíamos que nos marcaba lo que íbamos a hacer después. Y fue totalmente cierto”.

superlitio1

Otro factor fundamental para el cambio de ruta sonoro fue el ingreso al equipo del productor argentino Fabián “Tweety” González, reconocido por su trabajo con artistas como Soda Stereo, Gustavo Cerati, Fito Páez, entre otros, y que fue muy importante para la historia de la banda, ya que produjo el disco Trippin’ Tropicana (2003), por el cual Superlitio fue nominado a un Grammy Latino en 2004. “Nosotros confiamos en su criterio, y Tweety se inclinó más por ese lado”, asegura Bravo. “Y las que él escogió también iban por este rumbo más introspectivo y de viaje musical”.

Y, precisamente, la idea de viaje musical fue la que cobró mayor importancia, tanto al momento de componer como de producir el disco. “El Nocturna tiene ese mantra musical, que es envolvente, que no es un solo, ni es para mostrar la destreza de nadie en un instrumento, sino que es para meterse en el viaje musical que todo el disco propone. Es más introspectivo e intimista. Sin dejar de lado un par de tracks que son arriba y tienen energía. Pero nos dimos la licencia de poner más canciones que iban por el otro lado”, explica Bravo.

Sensaciones nocturnas y globales

Superlitio es una banda que, a lo largo de su carrera, se ha caracterizado por utilizar muchos elementos y referencias locales. Sin embargo, en esta ocasión, la búsqueda los llevó a un disco para todo el continente. “Queríamos que el sonido y las letras cumplieran el propósito de que cualquier persona en Latinoamérica e Iberoamérica lo escuchara y pudiera encontrarse ahí. No usar un lenguaje que solo se entendiera bien en Colombia”.

Para lograr este propósito, en las diez canciones que componen Nocturna, la banda se alojó en un lenguaje musical melancólico y en letras que, según Bravo, “hablan de problemas que son muy universales. La soledad, el desamor, el amor. Lo que inspira la noche, no tanto la rumba, sino lo bueno y lo malo que puede pasar”. Todo pasado por el inconfundible filtro del grupo.

superlitio5

Una muestra de este nuevo lenguaje es el primer sencillo de Nocturna, llamado “Alma en pedazos”, en el cual hay una atmósfera de oscuridad, pero mantiene elementos que han caracterizado a Superlitio, como el ritmo de cumbia que se usa en el coro. “Fue el primer sencillo para que hubiera unión entre lo que se había hecho y lo que se está haciendo”, dice Pipe.

“El disco navega en el ser”, continúa. “Y no estoy hablando de algo muy específico sino en algo muy global. Además, es un disco que vale la pena escucharlo todo. Si uno se sienta a escucharlo todo, lo lleva a varios lugares”.

Sobre el proceso creativo, revela: “Al principio trabajábamos más trayendo pequeñas ideas que se iban formando. Ahora hay otras ideas que trae algún miembro más elaboradas y después, entre todos, le damos una forma, un sonido y un norte que tengan que ver con la banda”.

superlitio2

¡Tweety está de vuelta!

Tweety González es sinónimo de éxito y de grandes discos del rock en español. Decir que hizo parte de algunos de los mejores discos de los míticos Soda Stereo y Fito Páez, es solo la punta del iceberg. González se ha caracterizado por trabajar y potenciar nuevos proyectos. Ese fue el caso de su primer encuentro con Superlitio, a comienzos del siglo 21, cuyo resultado fue el álbum Trippin’ Tropicana, de gran éxito.

“Nosotros habíamos hecho el Sultana autoproduciéndonos”, cuenta Pipe Bravo. “Y en esta ocasión queríamos una visión de afuera que no tuviera una relación tan cercana con las canciones. Tuvimos la feliz coincidencia de que Tweety también quería venir a Colombia y hacer algo con nosotros”.

Sin embargo, en el más reciente encuentro los roles fueron diferentes. “Cuando hicimos el Trippin’ Tropicana, no sabíamos mucho de producir ni de estar en el estudio. Tweety nos mostró los modos de producción y cómo hacer un disco”, recuerda Pipe. “Pero esta vez teníamos más experiencia, nosotros mismos somos productores, así que él decía que fue más de igual a igual, y yo creo que lo ganó fue el disco”.

superlitio4

“Creo que esta vez Tweety tenía una versión diferente de nosotros -prosigue Bravo-, por lo cual “se gastó tiempo en enriquecer las canciones. Ya había una relación de confianza y él tenía más espacio para decir lo que no le gustaba, lo que le gustaba y en lo que había que trabajar. Y nosotros no teníamos ningún problema, y sí todas las herramientas para mejorarlo. Ganó la producción con esa diferencia de tiempo y ese previo conocimiento de Tweety y de Superlitio”.

“El show que tenemos ahora es de momentos”

La relación de Superlitio con Medellín ha sido intermitente. Varios años sin hacer espectáculos ni vender sus discos hicieron mella. Según Pipe, “volver a Medellín fue supremamente difícil. Qué lástima esos años perdidos, pero ya es agua debajo el puente”.

Y es cierto. Los tiempos más difíciles pasaron. 2013 fue un gran año para Superlitio en la capital de Antioquia. Tres grandes conciertos y unas perspectivas que se están concretando con el lanzamiento de Nocturna el 18 de julio en el Teatro Pablo Tobón Uribe y el concierto con la banda mexicana Zoé en el mes de septiembre, son el resultado del encuentro entre el público paisa y la banda caleña.

Ahora es otro nivel. Y el presente musical propone otro tipo de espectáculo en vivo. Sultana era una fiesta casi permanente, pero ahora, Bravo asegura: “a nosotros nos gusta pensar que el show que tenemos es de momentos. Creo que queremos darle a la gente, además de algo en qué soltar su euforia, algo que escuchar y cantar”.

“¿Por qué parar?”

Más de una cosa debe estar haciendo bien Superlitio para que en poco menos de dos décadas, cuando ha habido momentos buenos y otros no tanto, la banda siga vigente y sonando mejor que nunca. Algunas músicos han dejado el grupo, y no han sido pocos los momentos de pausa y respiración, y sin duda, de mucho vértigo.

superlitio3

“Ahora no tenemos afán -comenta Bravo-. No está esa preocupación que uno tenía antes y estamos disfrutando todo el proceso desde el principio hasta cuando dé”. Dice, además, que “hay algo muy bueno en los integrantes de Superlitio, y es que siempre tratamos de enfocar el público, a nosotros mismos y a la gente que trabaja alrededor de la banda en la música, no tanto en los miembros de la banda ni en lo que esté de moda, sino en la música que creamos”.

“La gente se acuerda de nuestra música después de tantos años y la canta, la siente y es vigente”, dice orgulloso Pipe. “Es algo que rescataría. Además, la perseverancia y el trato que tenemos nosotros como banda. Eso ha sido muy importante para seguir”.

Finalmente, la fundamental sensación de evolución. “En los años recientes, cuando sacamos un disco, notábamos que algo crecía. Nosotros mismos crecíamos, pero también crecía el público, los lugares a los que íbamos eran diferentes. Si no hubiera crecido no hubiéramos seguido. Pero nosotros sentíamos que hacíamos mejores discos, que sonábamos mejor y que había más gente que nos seguía. Entonces nosotros decíamos ‘¿por qué parar?’ ”

Los invitamos a escuchar “Colmillos”, una de las canciones de Nocturna