No se casen con mis hijas

Claude y Marie Verneuil conforman un matrimonio muy tradicional. Ambos católicos practicantes y padres de cuatro hermosas hijas, a las que han inculcado sus valores y costumbres. Pero no siempre las cosas suceden como uno las proyecta… Aceptaron con sorpresa y resignación la noticia del matrimonio de su hija mayor con un musulmán, a éste le fue seguido el de su segunda hija con un judío y el de la tercera con un chino…Aunque el matrimonio trata de mantener una mente abierta, en el fondo, siguen depositando todos sus esperanzas en su hija menor y esperan que, al menos ella, se case por la Iglesia…