“No queda ni el pegado”

Habitantes del edificio Sevilla, en la loma de Los Balsos, están desconsolados por la reciente tala de un pino de gran tamaño, que se llevó a cabo a mediados de mayo, al parecer por lo que será una futura construcción. “No sabemos si van a hacer una obra de vivienda o si tiene algo que ver con la futura doble calzada de Los Balsos (obra por Valorización), pero es una lástima que esto suceda. Quién sabe cuántos años tardó en crecer ese majestuoso árbol y en una sola tarde ya no queda ni el pegado”, comentó el vecino que pidió permanecer anónimo.